¿Aún no has descubierto las braguitas menstruales?

Responsive image

by Sofía Borrás
Es, sin duda, la alternativa cómoda y sostenible a compresas, tampones y copa menstrual, que también puede usarse como complemento a esos métodos tradicionales y ¡es de DIM!
 

¡No nos lo creemos! DIM Protect son unas braguitas de protección ultra absorbente para dos niveles de flujo, que puede usarse ¡hasta 12 horas! gracias a su diseño antifugas y antiolor. De estética sencilla y funcional, son lavables y, por lo tanto, reutilizables. Así, suponen un ahorro económico y son una alternativa cómoda, sostenible, ecológica, más económica y saludable frente las compresas y tampones tradicionales.

¿Cómo es DIM Protect?

DIM Protect es una braguita con patrón bikini, logo en la cinturilla y costuras planas, en el clásico estilo de DIM, para asegurar la invisibilidad. Tiene color negro y hay tres tallas.

Está disponible en dos niveles de absorción de flujo (indicado en la etiqueta de la braguita), medio y abundante. El modelo de flujo medio absorbe hasta 15 ml, el equivalente aproximado a dos tampones. El de flujo abundante absorbe hasta 20 ml, lo que serían tres tampones. Además, la braguita para flujo abundante cuenta con un refuerzo en la parte posterior, por lo que las capas de absorción tienen el mismo grosor pero son algo más largas y cubren más, para asegurar absorbencia máxima y protección contra las fugas.

El tejido de las braguitas menstruales de DIM Protect, de tecnología patentada se compone de cuatro capas superpuestas. Desde la capa superior, que está en contacto con la piel, hasta la exterior, los materiales son: algodón orgánico, poliamida y poliéster, poliéster y poliuretano y algodón y elastano. El material principal (93%) es el algodón de origen natural (cultivado sin productos químicos como fertilizantes, pesticidas o insecticidas. El forro es 100% algodón.

¿Cómo funciona?

La zona absorbente de las braguitas menstruales está formada por cuatro capas, que garantizan entre ocho y doce horas de protección.

  1. Capa drenante de algodón orgánico. Es la que está en contacto con la piel y drena el flujo hasta la siguiente capa.
  2. Capa absorbente, de un tejido de rizo superabsorbente, que mantiene la mayor parte del líquido.
  3. Capa que evita fugas, ya que está compuesta por un tejido de poliuretano impermeable y poliéster laminado que consigue evitar la sensación de humedad.
  4. Capa que neutraliza el olor y las bacterias gracias a la combinación con la fibra de elastano, que permite la transpirabilidad.

¿Cuándo usarlas?

Las braguitas de DIM Protect puede usarse en cualquier momento del ciclo, de noche y de día, como método exclusivo o complementario a otros sistemas de protección higiénica como compresas, tampones y copas menstruales. Son aptas incluso para hacer deporte. Las costuras cruzadas en la parte inferior de las bragas son planas y permiten que permanezcan discretas bajo la ropa deportiva.

¿Cómo se lavan?

La ropa interior DIM Protect se puede lavar sin alterar su capacidad de absorción. Tiene la misma vida útil que una braga convencional. Tras su uso, se recomienda enjuagarlas ligeramente con agua fría hasta que el agua se aclare. Después se pueden lavar en la lavadora con el resto de prendas, a una temperatura máxima de 30°. Se puede usar suavizante, pero en cantidad limitada, porque demasiado uso podría reducir la propiedad de drenaje del material. Se aconseja secarla al aire libre para no alterar sus propiedades anti-fugas y no se deben planchar.

Beneficios:

  • Saludables: No contienen nanopartículas de plata como las compresas y tampones. Su tejido es antibacteriano y no transfiere sustancias tóxicas al organismo.
  • Comodidad: Al contrario que otros métodos de protección, las braguitas son tan cómodas que te olvidas de que las estás usando.
  • Sostenibilidad: Tiene la misma vida útil que la ropa interior convencional, de 3 a 5 años de vida. De este modo contribuyen a la reducción de los residuos, al ser una alternativa a compresas y tampones de un solo uso.
  • Ahorro: Su uso supone un ahorro para la consumidora. Una mujer tiene alrededor de 480 reglas a lo largo de 40 años aproximadamente. En ese tiempo gasta 8100 euros en productos de higiene femenina. Si utilizara braguitas menstruales (cuatro unidades cada 5 años), el gasto sería de 800 euros, lo que supone un ahorro del 70 % en comparación con el uso de métodos convencionales.

aun-no-has-descubierto-las-braguitas-menstruales