¿Qué es y cómo practicar el sexo tántrico?

Responsive image

by Estefanía Grijota
Disfrutar a un nivel profundo de las caricias, las sensaciones, la respiración y el propio acto sexual con tu pareja de forma lenta y muy sensorial es una forma de disfrute que va mucho más allá del coito, de hecho su fin no es ese. A esto se le llama sexo tántrico. Te lo explicamos con detalle
 

El sexo tántrico es una forma de sexo lento y meditativo donde el objetivo final no es el orgasmo, sino disfrutar del viaje sexual y las sensaciones del cuerpo. Su objetivo principal es el de mover la energía sexual por todo el cuerpo para su curación, la transformación y la iluminación. Se origina en el antiguo hinduismo y budismo, y gira en torno a prácticas sexuales que se centran en crear una conexión íntima y profunda.

Según las creencia hindús, y tal y como se recoge en el blog del British Museum, se cree que la creación del universo es un producto de la unión sexual divina, y los objetivos de una vida plena y justa no son solo el deber (dharma), la prosperidad (artha) y la liberación (moksha), sino también deseo (kama). Pero no estamos en la India, ni tampoco pretendemos con esto alcanzar una espiritualidad más allá que lo que ada una de nosotras estemos dispuestar a dar, eso sí, bajo las premisas del disfrute, la relajación, la atención plena, la lentitud, pero sobre todo, la conciencia de ti misma y de tu pareja sin que el fin deba ser el orgasmo o la eyaculación.

Descubre tu cuerpo y el de tu pareja

El sexo tántrico anima a las personas a conocer sus propios cuerpos y a sintonizarse con ellos, así, al comprender el deseo de tu propio cuerpo, puedes incorporarlo durante las relaciones sexuales con tu pareja. Todo esto, puede conducirte a una mayor satisfacción sexual y orgasmos más intensos.

Para comprender lo que quiere tu propio cuerpo, puede ser útil emplear técnicas de relajación y la masturbación. Si una persona descubre, por ejemplo, que tiene bloqueos emocionales en torno al autoconocimiento, debe ser curiosa y paciente consigo misma mientras explora lo que le impide conocer su propio cuerpo de manera más íntima. Cuanto más sepas sobre tu cuerpo y tus zonas de placer, más probabilidades tendrás de tener una experiencia sexual satisfactoria.

que-es-y-como-practicar-sexo-tantrico

Sin embargo, si alguien no desea masturbarse y tiene una pareja, es posible que se sienta más cómodo aprendiendo sobre su propio cuerpo a través del sexo en pareja. El sexo tántrico se trata de honrar el cuerpo de uno y el cuerpo de su pareja. Al tomarnos el tiempo para conocer el propio cuerpo y el de la pareja, puedemos ayudarnos mutuamente a que la experiencia sea satisfactoria para ambas personas.

Una persona puede considerar darle a su pareja un masaje lento de todo el cuerpo, para aprender sobre su cuerpo y ayudarle a despertar tu energía sexual. Esto también puede ayudar a una persona a sintonizar con los deseos y deseos de su pareja. Como ocurre con cualquier actividad sexual, si en algún momento una persona o su pareja se sienten incómodos, la actividad debe detenerse.

¿Cómo prepararnos y practicarlo?

Ante de comenzar con este "ritual" de sexo tántrico, hay algunas cosas que podemos hacer para concienciarnos y prepararnos. Ante todo, el sexo tántrico consiste en moverse lentamente y estar en el momento presente. Una habitación a temperatura ambiente con luces cálidas y atenuadas o velas, el aroma de incienso preferido y un aceite corporal de aromaterapia es una buena preparación para que, después, comiencen las caricias, de forma lenta, sin prisa y con música relajada de fondo

que-es-y-como-practicar-sexo-tantrico

Porque el sexo tántrico se trata de moverse lentamente y estar en el momento presente, algo así como una especie de meditación en pareja en la que el sexo es un momento pleno de disfrute pleno del placer. En algunos casos, puede durar una hora o más, por lo tanto, tienes que asegurarte de que cuentas con el tiempo suficiente para participar plenamente y disfrutar de la experiencia junto a tu pareja.

Prepara tu mente: concentrarte en el momento presente puede ser difícil si está pasando por un momento de estrés o tienes muchas cosas en la cabeza, así que meditar un poco antes de comenzar te puede ayudar a lograr una mentalidad más clara para dejarte llevar hacia el siguiente paso, también como continuación de la meditación, la respiración profunda y el calor junto a tu pareja.

Fotos: Unsplush