Retraso del embarazo: ¿Por qué elegir entre maternidad o trabajo?

Responsive image

by Sofía Borrás
¿Cuáles son los retos principales a los que se enfrentan las mujeres a la hora de quedarse embarazadas? ¿Están dispuestas a renunciar a ser madres por el trabajo? ¿Cuáles son las actividades o facetas de su vida que más han abandonado después de tener hijos e hijas? Estas son las principales cuestiones a las que da respuesta el estudio "Infinity Women" conducido por Chicco en el que se hace una lectura de la situación actual de la maternidad entre las mujeres de España.
 

Según el INE, en su informe demográfico de 2020, la cifra de nacimientos en España no ha parado de descender desde hace años, pasando de los 486.575 en 2010 hasta los 339.206 en 2020.

Retos del embarazo y la crianza

Ante la pregunta sobre cuáles son los principales retos y temores a la hora de quedarse embarazada, las opciones más repetidas entre las encuestadas son: los motivos económicos (54,9%); es una responsabilidad para toda la vida (49,7%); miedo al parto (30,5%); no saber cuidar o educar a los niños y niñas (28,2%); y la falta de tiempo (27,1%). Otros factores relevantes que condicionan la decisión de la maternidad son: no contar con ayuda (20.8%); la renuncia a la carrera profesional (18.4%); miedo a los cambios físicos durante el embarazo (16.1%); y la renuncia a otras actividades personales o de ocio (15.4%).

Razones para no tener más hijos

A la hora de ampliar la familia y los condicionantes para no tener más descendencia, se repiten los recursos económicos (45.2%) o la falta de tiempo (17.4%) como los motivos principales. Mientras que el 6,2% lo atribuye al desarrollo profesional y el 1,2% a tener que renunciar al ocio, un 29,8% sugiere que no existen condicionantes que le impidan tener más descendencia.

Falta de autocuidados tras ser madre

El estudio "Infinity Women", realizado en julio de 2021 a partir de una muestra representativa de 1.000 mujeres de toda España de las que el 50% tiene hijos, busca también conocer las actividades que tras la maternidad las madres realizan con menos frecuencia. Las más mencionadas son: aficiones (67%); cuidado personal y belleza (60,8%); y pasar tiempo con la pareja (52,2%) o la realización de algún deporte (50,2%). Por el contrario, renuncian con menor frecuencia a los viajes y las vacaciones (46,2%) y a pasar tiempo con amigos (40,2%).

Miedo a renunciar a sus proyectos profesionales

Casi el 20% de las participantes en el estudio señala como uno de sus principales temores a la hora de quedarse embarazada la renuncia a sus proyectos profesionales y, de hecho, el 40% de las encuestadas confiesa haber retrasado o tener intención de posponer la maternidad por motivos profesionales. El 24,3% de ellas lo ha hecho porque prefiere tener una situación más estable en el trabajo antes de tener hijos e hijas, y el 15,9% sostiene que no renuncia a ser madre en el futuro a pesar de haberlo pospuesto. Las mujeres de 25 a 34 años son las que más retrasan sus planes de ser madres (45,6%).

Preguntadas por la posibilidad de abandonar su carrera profesional en pro de ser madres, el 54,2% lo rechaza, siendo las canarias (68%), extremeñas (66%) y navarras (64%) las que menos lo harían. Y, preguntadas a la inversa, los datos revelan que el 78,4% no están dispuestas a abandonar su deseo de ser madres en favor de su desarrollo laboral, siendo vascas (94%), riojanas (92%) y baleares (86%) las que menos. En conclusión, las mujeres españolas no quieren tener que verse obligadas a elegir entre su trabajo o convertirse en madres, siendo algo superior el dato de quienes no se plantean renunciar a tener hijos en detrimento de su carrera.