Sueños lúcidos, ¿has oído hablar de ellos?

Responsive image

by J.Lizcano
Aunque se trata de un fenómeno poco común, pero muy fascinante, hay personas que mientras sueñan son conscientes de eso, de que están durmiendo y de que se trata solo de un sueño. Es el fenómeno conocido como “sueños lúcidos”. ¿Lo han experimentado alguna vez?
 

Quizá te suene algo extraño y nunca hayas oído hablar de ello o no conozcas a nadie que haya tenido sueños lúcidos, pero se estima que más de la mitad de la población ha tenido un sueño lúcido alguna vez en su vida. Como decíamos anteriormente, en los sueños lúcidos la persona es totalmente consciente de que está dormido y de que está soñando, que nada de lo que estaba ocurriendo era real. A pesar de que dichos sueños los vivimos de tal manera, con una plena sensación de que son reales, por muy inverosímiles que resulten. Fundamentalmente, los sueños lúcidos se caracterizan por ser conscientes del hecho de estar soñando y son muy frecuentes también en niños.

Cabe destacar que, cuando dormimos, atravesamos diferentes etapas, entre ellas, el sueño no REM y el sueño REM. En la primera, el cuerpo y la mente comienzan a relajarse, a la vez que disminuye la frecuencia cardiaca, la respiración y la actividad cerebral. Mientras que en la segunda fase, la del sueño REM el cerebro se activa y presenta un funcionamiento similar al del estado de vigilia. Es en esta fase cuando se producen las ensoñaciones, ya que la actividad cerebral es muy elevada, de tal manera que surgen los sueños, al mezclarse el contenido del inconsciente, de la memoria y de las experiencias vividas. Por eso el nivel de conciencia puede variar de unas personas a otras. Algunas de despiertan cuando descubren que están soñando y, otras, por el contrario, pueden seguir soñando e influir en el desarrollo y el escenario del sueño.

suenos-lucidos-has-oido-hablar-de-ellos

Respecto a los beneficios de los llamados sueños lúcidos, los expertos destacan algunas como el hecho de que, a través de este tipo de sueños, se pueden, por ejemplo, abordar las pesadillas. E, incluso, mejorar las habilidades, pues las regiones cerebrales que se activan son las mismas cuando imaginamos o visualizamos una escena en la vida real o a nivel cerebral. De tal manera que se pueden obtener mejoras en determinadas habilidades si las practicamos solo en la imaginación.

Sobre todo, porque el objetivo fundamental es conseguir una mayor lucidez onírica, por lo que cuanto más consigamos derribar la frontera entre el sueño y la vigilia, más sencillo será adentrarnos en el sueño de forma consciente.

Cómo experimentar sueños lúcidos

Existen algunas formas de estimular los sueños lúcidos, pero, como señalan los expertos, ni resultan igual de eficaces para todas las personas, ni son efectivas en su totalidad.

- Prueba de realidad: Una prueba de realidad consiste en seleccionar algún movimiento o gesto en la vida real y comprobar si se produce de igual manera en un estado de vigilia. Por ejemplo, mírate en un espejo u observa tus manos con frecuencia mientras estas despierto. Cuando esto se convierta en hábito podrás llevar a cabo esta prueba dentro del sueño.

- Diario de sueños: Pon cerca de tu cama, al acostarte, un cuaderno y un bolígrafo y anota todo lo que recuerdes de los sueños inmediatamente después de despertarte. Aquellas personas que son más propensas a experimentar sueños lúcidos y los tienen de manera frecuente se suelen acordar más nítidamente de los sueños y con mucho más detalle.suenos-lucidos-has-oido-hablar-de-ellos

- Intención: Para tener un sueño lúcido es importante establecer la intención, es decir, tratar de dormir teniendo la idea de que esa noche despertarás dentro del sueño. Asimismo, otra técnica es tratar de despertarte a propósito unas horas después de haberte acostado y tratar de volverte a dormir.