Restaurantes de estrella Michelín que puedes degustar en casa

Responsive image

by David L. Himelfarb
La semana pasada Goxo, la propuesta delivery de Dabiz Muñoz, desembarcó en Barcelona después de haber triunfado en Madrid. El creativo cocinero madrileño no es el único estrella michelín que se ha subido al carro de la comida a domicilio. La crisis que la pandemia ha provocado en la hostelería ha obligado a los restaurantes de la alta cocina a reinventarse. Muchas cocinas hasta ahora inaccesibles para muchos (por precio, por falta de costumbre…) sacan sus platos a la calle, y nos dan la oportunidad de probarlos en el salón de nuestras casas. Revisamos unas cuantas propuestas de Madrid y Barcelona (y el resto de España) para darse un homenaje gourmet en casa.
 

Goxo, la locura de Diverxo desembarca en Barcelona (Madrid y Barcelona)

Dabiz Muñoz es uno de los cocineros que, si se puede decir así, ha salido reforzado de la crisis. Sus vídeos de Instagram durante el confinamiento, en el que enseñaba de manera cercana y con ingredientes asequibles que la alta cocina también se puede hacer en casa fueron un éxito. Con la intención de continuar esta línea el chef madrileño creó hace unos meses Goxo, la versión delivery de su restaurante de tres estrellas Michelín, Diverxo. Goxo desembarcó la semana pasada en Barcelona después de unos meses triunfando en Madrid. Gnocchis de patata con boloñesa de chorizo de León ahumado y crema de mandarina-mostaza antigua, lentejas estofadas al curry con gambones, hierbabuena y mantequilla de limón… Los platos de Goxo son, como ya sugiere su nombre, golosos y contundentes, creaciones pensadas específicamente para que el servicio a domicilio lleve a casa los sabores explosivos de una de las cocinas más diferenciadas del país.

Gofio, las Canarias aún conectan con la capital (Madrid)

La cocina canaria, tan desconocida, tiene hace un tiempo un representante de nivel en Madrid. Gofio, con una estrella Michelín, llevó los platos de las islas a las mesas de la capital, y ahora, con la pandemia, se ha propuesto llevar esos mismos platos hasta las mismas casas de los madrileños. Para ello, al igual que Diverxo, ha creado un marca especial, el Lagar x Gofio. El Lagar es el hermano pequeño del restaurante, con creaciones otra vez pensadas específicamente para el take away. Eso sí, muchas de las creaciones más habituales del restaurante se mantienen en la carta: las truchas (empanadillas) de conejo en salmorejo inyectado, las croquetas de pollo "con todo" o la tarta de queso majorero al pimentón son buenos ejemplos. En definitiva, que el puente entre Canarias y Madrid sigue tendido.

Punto MX, seguir enchilándose en casa (Madrid)

En México se dice que alguien se enchiló cuando a alguien se le irrita la boca por el picante tan habitual de los platos de allá. Esa sensación, tan placentera para muchos, se sigue pudiendo disfrutar en casa gracias al servicio de delivery de Punto MX, uno de los pocos mexicanos con estrella Michelín del país. Platos clásicos, como el guacamole con totopos caseras, o su ceviche de vieiras. Pero también hay variaciones: los tacos, como el célebre de cochinita pibil, llegan sin montar, para que no solo estén en perfectas condiciones al desempaquetarse en casa, si no que además el cliente pueda disfrutar de una nueva experiencia. Por supuesto, las micheladas u otros cócteles mexicanos también están disponibles.

Disfrutar y Compartir, su nombre lo dicen todo (Barcelona)

Eduard Xatruch, Otriol Castro y Mateu Casañas son tres de los mejores herederos de la cocina de El Bulli. En el Disfrutar de Barcelona y el Compartir de Cadaqués mantienen la línea de llevar la creatividad en la cocina al límite que iniciara hace tiempo Ferran Adrià. Para su propuesta delivery los tres cocineros han fusionado nombres y carta, creando "Compartir & Disfrutar", mezclando la esencia de tradición renovada del primero con la vanguardia innovadora del segundo. Como otros, combinan en su carta platos pensados exclusivamente para el servicio a domicilio con creaciones icónicas que son bandera del restaurante. Nuevos están platos como Ensalada de tomate y fresas con suero y crujiente de parmesano o Merluza de pincho con puré de suquet, pero también está una de las estrellas habituales de su carta, el pan chino relleno de caviar u opciones para compartir, como un surtido de snacks creativos.

Nectarí, tapas para compartir u homenaje gourmet (Barcelona)

Jordi Esteve, el chef de Nectarí, uno de los muchos restaurantes estrellados de Barcelona, también se ha decidido a lanzar un propuesta gastronómica a domicilio de nivel para capear el cierre de la hostelería. Su propuesta, muy clara, se basa simplemente en dos menús creados a partir de productos frescos, locales y de temporada. El Menú Tapeo (25€), presenta distintas tapas -como pueden ser las chips bravas o la minipizza ibérica- , un plato principal más contundente, como el arroz de costilla o el guiso de alcachofa y sepia y un postre.. El Menú Gourmet (50€), por su parte, tiene un par de primeros de nivel (por ejemplo la mousse de caza y foie) y un segundo como el tataki de vaca gallega o el suquet de pescado, y el postre. La propuesta de Nectarí se completa con una tercera opción cambiante, menús temáticos como el de vegetariano, el sin gluten o el de ahora, el Txuletón (50€), que incluye primeros, postre y un chuletón de más de un kilo de peso.

Kabuki, Japón y España en el salón de casa (Madrid)

Ricardo Sanz empezó pronto con el delivery de Kabuki para poder mantener su restaurante a flote y su contacto con los clientes durante el cierre de locales. Para ello Sanz ha creado Kirei by Kabuki, una marca con la que envían a casa las fusiones japo-españolas que han hecho conocido al restaurante. Los nigiris de salmón con careta de cerdo, los de pescado blanco con lardo, el de pescado blanco a la bilbaína y chipotle o el nigiri de lomo de rubia gallega con chimichurri son algunos buenos ejemplos de esas creaciones que ahora viajan por Madrid par hacer viajar a Japón a sus consumidores.

La Tasquería by John Barrita, alianza gourmet entre bocadillos y casquería (Madrid)

Javi Estévez dio una vuelta a la alta cocina española en general y madrileña en particular al abrir La Tasquería, un restaurante gastronómico donde se cocina en exclusiva con casquería. Gracias a su idea, los callos, ese plato icono de Madrid, se ha convertido un referente en su restaurante. En la Tasquería by John Barrita se pueden pedir esos callos, pero el foco está puesto en otro lado: los bocadillos gourmet. Los entrepanes de John y los rellenos de la Tasquería han nacido como una propuesta adictiva, bocatas de nivel con rellenos como el de carrillera con mayonesa de chipotle, los calamares fritos con mayonesa blanca y negra o los bocatas fríos de pastrami o steak tartar. Aparte de los calllos ya mencionados, patatas de acompañante y entrante como el paté de perdiz o la croqueta de ropa vieja. En definitiva, toda una fusión de conceptos que lleva a las casas lo que en definitiva es un nueva restaurante.

Más propuestas por toda España.

Tanto en Barcelona como en Madrid hay más propuestas con estrellas Michelín. En la ciudad condal está Tapas 24 de Carles Abellán, Hoffman, Cinc Sentits o el Via Veneto. En la capital también están Coque, con su proyecto Coquetto, el Invernadero, Viridiana o el proyecto "Las Cuatromanos" de Paco Roncero y Ramón Freixa.

Pero lejos de estas ciudades también hay muchos estrellados que se han subido al carro del delivery. Quique Dacosta, uno de los grandes, ha lanzado QDelivery para los que vivan en Dènia o alrededores. En Santiago el restaurante A Tafona se ha convertido en "pop-up delivery by Lucía Freitas", la opción a domicilio. Además, en ciudades como Cartagena está Magoga, y en Oviedo también han abierto su opción delivery los hermanos Manzano del restaurante Gloria.