Pueblos con encanto que merece la pena visitar

Responsive image

by Merce Rey   
En nuestro país existen lugares recónditos, que pasan casi desapercibidos frente a otros de mayor extensión o popularidad, con un encanto personal y que vale la pena descubrir y retratar. Hemos hecho una selección de rincones que guardan similitudes entre sí: su nombre comienza por “C”, están situados al norte de la Península, ofrecen singulares paisajes y tienen mucho que ofrecer.
 

Tu primera parada del viaje comienza en Galicia, concretamente en la provincia de Pontevedra hasta allí te vas a desplazar a Combarro, un pequeño pueblo marinero situado al lado del mar, que llama la atención de visitantes y turistas, no solo por su emplazamiento sino también por su composición arquitectónica, en la que un conjunto de hórreos le da la bienvenida al mar. Se tratan de unas construcciones típicas del noroeste de la península ibérica, fabricadas en madera o piedra, en la que se almacenaba el maíz u otros alimentos como la carne o el pescado. Otro motivo característico de la zona son los cruceiros y sus casas marineras, basta con darse una vuelta por sus calles para comprobar la belleza de su arquitectura. Además, es un buen lugar para degustar los productos de la zona y llevarse algún recuerdo.

pueblos_encanto_merece_9802_20201119104101.png (600×400)

Pero si te has quedado embelesada por los hórreos, quizás debas hacer una parada antes en Carnota, provincia de A Coruña, antes de emprender de nuevo tu ruta. Además, de por sus paisajes de ensueño y sus playas, este increíble lugar es conocido por su inmenso hórreo, considerado uno de los más grandes de Galicia, sin olvidarnos del de Lira y Araño, por supuesto, y es que cuenta con una longitud nada más y nada menos que de 34,76 metros. Esto unido a su historia y conservación lo convierten en un monumento digno de admiración.

pueblos_encanto_merece_9802_20201119103701.png (600×400)

Photo by Miguel Ángel Sanz on Unsplash.

Dejando esta Comunidad Autónoma atrás, continúa tu travesía hacia Cudillero, situado en Asturias, al igual que Combarro estamos ante una villa marinera. Este pintoresco y misterioso lugar que encandila la mirada con sus coloridas casas, situadas en la ladera de la montaña, por sus miradores y la zona del muelle, en la que podrás formar parte del ambiente, visitando sus barcos de pesca. Calles estrechas que merecen la pena ser pateadas, junto con su gastronomía y su faro, con sus impresionantes vistas te están esperando.

pueblos_encanto_merece_9802_20201119104111.png (600×400)

Si lo que quieres es disfrutar de la naturaleza en estado puro desplázate hasta Cangas de Onís, en el Principado de Asturias. Pasea por su puente romano, no te vayas de aquí sin conocer el Parque Nacional de los Picos de Europa, en los que las montañas, los lagos, la tranquilidad, la calma y la naturaleza van de la mano. Lugares de ensueño que son una parada obligada, al igual que el Santuario de Covadonga.

Continúa hacia Comillas. Si nunca has estado, es una localidad que merece la pena ser visitada y que se encuentra en Cantabria, un entorno natural excepcional con una arquitectura de ensueño, que irradia belleza con tan solo verla. Y es que Antonio Gaudí ha dejado su huella aquí, concretamente en El Capricho de Gaudí, una joya arquitectónica, predecesora de obras tan características como La Sagrada Familia o el Parque Güell. Adéntrate en su interior, en el que podrás ver alguno de sus mobiliarios, pasea por sus jardines o por su exposición permanente "Gaudí: el origen", seguro que te cautivará. Visita también El Palacio de Sobrellano de estilo neogótico, un conjunto arquitectónico que impresiona por sus dimensiones, vidrieras y detalles. Pertenecía al primer marqués de Comillas, a Antonio López. En ese mismo lugar, aparte de los jardines también está la Capilla-Panteón de los Sobrellano.

pueblos_encanto_merece_9802_20201119104215.png (600×400)

El cementerio de Comillas, con fachada modernista, es otro rincón a visitar. Cuenta con un arco de medio punto y aún se conservan las ruinas de una antigua iglesia, de finales del siglo XV principios del XVI. Otro punto a destacar es el Parque Güell y Martos, en el que se alberga la estatua en honor al Marqués de Comillas y una zona verde en la que poder disfrutar de unas magníficas vistas al mar y al pueblo.

Pero este lugar también ha dado su salto al cine, puesto que ha servido de localización para la película Primos, de Daniel Sánchez Arévalo, en la que participan la actriz Inma Cuesta o actores tan conocidos como Quim Gutiérrez, Raúl Arévalo y Adrián Lastra.