Viajes paradisiacos para soñar despierto

Responsive image

by Sofía Borrás
Tras un año de incerteza, tristeza y desesperanza queremos invitarte a soñar despierto y empezar a confeccionar tu lista de rincones del mundo para visitar cuando podamos volver a descubrir los rincones más mágicos del planeta.
 

Como no podía ser de otra manera, nuestra lista de fichajes estrella se inicia con Maldivas. Dispuestas en 26 atolones en un territorio total de 750 km. a través del océano, las Maldivas configuran el país más plano del mundo. Sus playas de arena blanca, salpicadas por exuberantes palmerales y cocoteros, se han convertido en un exclusivo destino donde desconectar de la cotidianidad y acercarse al Paraíso. Pero si las imágenes de sus impresionantes resorts nos dejan sin palabras, el fondo marino que se oculta tras ellas no tiene nada que envidiar. Así, las Maldivas hacen las delicias de los buceadores expertos y aprendices que cada año se deciden a explorar sus profundidades, especialmente en Baa Atoll, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Cada una de las islas que configuran las Maldivas, no tiene más de un kilómetro cuadrado de extensión convirtiéndose en pequeñas capsulas de Paraíso. Siempre rodeadas por esa maravillosa laguna de tonos turquesa, se pueden encontrar algunas islas con largas lenguas de arena que se pierden en el mar o vistosos arrecifes de coral que se han convertido en hogar de cientos de peces de colores, tiburones, mantas raya, tortugas o incluso el majestuoso tiburón ballena.

viajes-paradisiacos-para-sonar-despierto

Piérdete en medio de la naturaleza africana

En pocos lugares la naturaleza se presenta de una manera tan majestuosa como en África Oriental. Salvaje y exuberante, ofrece a sus visitantes paisajes y experiencias que no podrán encontrar en ningún otro lugar. Presidida por el Kilimanjaro y bañada por el Océano Índico, en esta región nos sorprenden Kenia y Tanzania, diferentes pero unidas por uno de los fenómenos naturales más impresionantes del planeta: la Gran Migración.

Para quienes no están familiarizados con este fenómeno: la migración consiste en un viaje que cada año emprenden millares de ñús, cebras, girafas y otras especies herbívoras a través de la Reserva Nacional de Masai Mara en Kenia, la Zona de Conservación del Ngorongoro y el Parque Nacional del Serengueti en Tanzania.

viajes-paradisiacos-para-sonar-despierto

La Polinesia, el edén bañado de aguas turquesa

Perdidas en mitad del Pacífico se encuentran las Islas de Tahití, un conjunto de unas 118 islas formalmente conocidas como la Polinesia Francesa, repartidas en cinco archipiélagos: Tuamotu, Marquesas, Gambier, Austral e Islas de Sociedad, en este último es donde se encuentran las más conocidas y visitadas con Bora Bora Moorea y la propia Tahití como máximo exponente.

Todo viaje que se precie a Polinesia Francesa exige una parada obligada en Bora Bora, la más famosa y espectacular de las islas gracias a su perfil volcánico reconocible incluso desde el aire. Además, la gran laguna de distintas tonalidades turquesa será el centro de tus días y también de las noches, para quienes se alojen en uno de los bungalows sobre el agua que ofrecen los diferentes hoteles. Si eres de los que adora el fondo marino, te invitamos a descubrir la isla de Taha´a también conocida como la isla de la vainilla o Fakarava el segundo atolón más grande del país.

viajes-paradisiacos-para-sonar-despierto

Sri Lanka, la isla de la "Serendipia"

Esta pequeña isla situada al sur de India guarda sorprendentes enclaves naturales y culturales que poco a poco se revelan durante un recorrido por la misma.

Las rutas más habituales comienzan el recorrido en Dambulla, un importante centro cultural que destaca no sólo por las fantásticas Cuevas del Templo de Oro, también por su proximidad a los grandes núcleos culturales. Merece la pena pasar al menos 2 ó 3 noches en esta zona, desde donde se puede llegar en no más de una hora a las ruinas de los antiguos reinos de Anuradhapura o Polonnaruwa. Aún más próximo, se encuentra el Parque Nacional de Minneriya donde se pueden realizar safaris en jeep y visitar uno de los platos fuertes de este viaje: la Fortaleza del León construida sobre la Roca de Sigiriya.

Desde Kandy, hacia el sur nos adentramos en el paisaje de colinas y amplias plantaciones de té que han conferido a esta región –Nuwara Eliya– con el sobrenombre de `la pequeña Inglaterra´. Ideal para degustar las variedades del mítico té de Ceylán, pasear entre cascadas e incluso realizar algún que otro trekking en la zona de Little Adams Peak o el Parque de Horton Plains.

En la esquina sureste se encuentra el Parque Nacional de Yala, hogar de numerosos elefantes y la población de leopardos más amplia del país.

viajes-paradisiacos-para-sonar-despierto

Información proporcionada por Arena Tours