`Body Neutrality´, la alternativa realista al movimiento `Body Positive´

Responsive image

by María Robert 
Este nuevo movimiento, abanderado por celebrities como la cantante Taylor Swift o la actriz Jameela Jamil, pretende abarcar más que un discurso sobre la apariencia física
 

El `Body Positive´ tiene sus raíces en una campaña 1967 de contra la discriminación pública de las personas obesas. Sin embargo, el movimiento tal y como lo conocemos surgió mucho más tarde, en 2012. Inicialmente se enfocó en desafiar los estándares de belleza femenina poco realistas y luego derivó hacia el mensaje de que todos los cuerpos son bellos. En suma, arraigado en la creencia de que todos los seres humanos deben tener una percepción positiva de su propio cuerpo, al tiempo que desafía la perpetración social de los cánones de belleza poco saludables.

Porque sin duda la industria beauty se beneficia de estos patrones que perpetúan la esclavitud de las mujeres en cuanto a su físico, encontrándose que de media gastan unos 500 euros al año en productos para verse mejor. Es por eso que el movimiento `Body Positive´ ha creado un espacio seguro para la diversidad, rompiendo los estándares del ideal de belleza sin discriminar por raza o talla, aunque la realidad es que todavía queda un largo camino camino por recorrer.

Más allá del físico

Ahora bien, su popularidad no desvirtúa el hecho de se haya enfocado exclusivamente en el aspecto físico o que persiga también objetivos poco realistas. Son muchas las mujeres que piensan que ya no las representan, de ahí que hayan encontrado una nueva corriente con un nombre parecido: `Body Neutrality´.

Este nuevo movimiento, abanderado por celebrities como la cantante Taylor Swift o la actriz Jameela Jamil, pretende abarcar más que un discurso sobre la apariencia física.

Por eso, esencialmente, el `Body Neutrality´ tiene como objetivo aceptar al cuerpo solo como tal, un cuerpo, sin necesidad de amarlo u odiarlo. Quienes defienden esta corriente apuestan por alentar los logros de cada persona en lugar de en la apariencia.

Tu cuerpo, tu hogar

"No estoy tratando de difundir el `Body Positive´. Estoy tratando de difundir el `Body Neutrality´, donde pueda sentarme aquí y no pensar en cómo es mi cuerpo", ha argumentado en alguna ocasión Jamil, protagonista de la comedia The Good Place. Es la idea de que los cuerpos simplemente no deberían ser asunto de nadie, ni para bien ni para mal.

En este sentido, la relación que cada uno tiene con su cuerpo puede ser complicada. Adoptar este movimiento puede simplificar las cosas al dar un paso atrás y ver el cuerpo como lo que es: un hogar. Para hacerlo es necesario eliminar la presión por la estética y poner el foco en otros atributos personales. De hecho, quienes lo defienden aseguran que parte del problema del `Body Positive´ es que trata de adoptar una forma de pensar que desafía lo que la mayoría de la sociedad cree, comenzando por amar un cuerpo que muchas mujeres no han podido querer en toda su vida.

No es tan fácil llegar al punto de aceptar el cuerpo y quererlo tal cual es, ahora con esta perspectiva neutral es posible encontrar un término medio. Se trata de dejar atrás los pensamientos autodestructivos, librarse de la presión de tener que encajar en unos cánones de belleza, pero a la vez del positivismo mal entendido al estilo Mr. Wonderful. En un mundo ideal todo el mundo sería feliz mirándose al espejo y gozaría de picos altísimos de confianza en sí mismo, pero eso no es realista, y alimentarlo puede ser contraproducente. Nadie puede, ni es normal, quererse las 24 horas del día.