¿Qué hacer si hay sarro en los dientes de los niños?

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Observar con atención y frecuencia la boca de los niños te ayudará a comprobar si todo va bien y consultar con el dentista de inmediato si ves algo extraño. Aunque no te preocupes: no es muy frecuente encontrar sarro en los niños. En general, cuando sucede, suele aparecer a partir de los 6 años de edad.
 

El sarro o cálculo dental es una capa dura, de tono amarillento y que una vez instaurado es imposible de hacer desaparecer si no se hace en la consulta odontológica con el material correcto. Aunque puede aparecer en cualquier zona de los dientes, se observa con mayor frecuencia sobre las caras internas de los incisivos inferiores; es justo donde a los niños les cuesta más limpiar correctamente.

La mejor manera de evitar la formación de sarro en los dientes de los niños es procurar que no se acumule placa bacteriana sobre las superficies de los mismos. ¿Cómo? Con una correcta higiene bucal en casa. Lavarse los dientes después de cada comida -y hacerlo lo mejor posible- debe ser una de las rutinas de higiene mejor instauradas.

Prevenir mejor que curar

Aunque también es cierto que algunos niños tienen más predisposición a su formación como los que respiran por la boca -porque generan una saliva más espesa- o los que no conocen la técnica de higiene correcta. Es importante que las cerdas del cepillo lleguen a toda la superficie dental y limpiar la zona de unión del diente con la encía. Colocar el cepillo de manera vertical para llegar a las caras internas de los elementos dentarios es otro aspecto que los pequeños deben aprender y practicar.

que-hacer-si-hay-sarro-en-los-dientes-de-los-ninos

De todas maneras, el sarro no se puede eliminar con el cepillado dental. Eliminarlo solo está en manos del odontopediatra a través de una limpieza dental o profilaxis. Este procedimiento consiste en la eliminación del sarro depositado sobre los dientes con instrumental odontológico específico. Hay que visitarlo con regularidad y, además, beber agua con abundancia para fluidificar la saliva o tomar chicles con xilitol para mejorar la cantidad de saliva en la boca.