Síndrome de Solomon, ¿eres de las que tomas tus propias decisiones?

Responsive image

by J.Lizcano
Más condicionados por el entorno de lo que creemos, el síndrome de Solomon es el miedo a destacar por encima de los demás, a salirnos de nuestra zona de confort emocional, a no querer destacar para no provocar las envidias de nuestros compañeros de trabajo o de los que nos rodean. ¿Sufres de síndrome de Solomon?
 

El miedo a ser el elemento discordante de un grupo, el que siempre sabe más que los demás, sobresalir con nuestros actos o decisiones por encima de los demás, miedo a hacer el ridículo o a equivocarnos delante del resto es un trastorno de la conducta humana que fue estudiado y analizado por el psicólogo estadounidense Solomon Asch en el año 1951. Este especialista ya señaló que el poder de influencia del grupo puede resultar muy poderoso para las personas que sufren este síndrome, por lo que evitan dar sus propias opiniones o mostrar su talento para no salirse del "rebaño".

Así, las personas que sufren este síndrome suelen tener baja autoestima y problemas de confianza personal, por lo que necesitan la aprobación constante de los demás para poder hacer su vida cotidiana. Es cierto, y cada vez más en esta sociedad, que todos estamos condicionados. ¿Quién no ha evitado, alguna vez, a dar su verdadera opinión ante un grupo de personas, para evitar una discusión o ser estigmatizados? Sobre todo si se tratan temas peliagudos como la política, la religión o incluso el fútbol. Por eso, las preguntas que nos rondan en este caso son ¿verdaderamente decidimos las cosas por nosotros mismos?, ¿hasta qué punto nos influye lo que piensen los demás? ¿somos más libres de lo que pensamos? ¿cómo nos condiciona nuestro entorno?

sindrome-de-solomon-eres-de-las-que-tomas-tus-propias-decisionesPorque, sin duda, vivimos en una sociedad que tiende a condenar el éxito y el talento de los demás, en donde triunfa la envidia y en el que aquella persona que no encaja con la opinión de la mayoría se ve bastante condicionada, provocando en ella el miedo a ser diferente del resto y no ser aceptada en el grupo. Y aunque es cierto que, por lo general, todos nos hemos visto en esta tesitura y, en ocasiones, nos hemos visto condicionados por la mayoría o influidos por "el qué dirán", según los especialistas existe un perfil muy claro de individuos que son muy susceptibles de experimentar el síndrome Solomon.

6 ideas para ser nosotras mismas

Se trata, por lo tanto, de un comportamiento muy determinado lleva a estas personas a autoponerse obstáculos para continuar la senda de la mayoría y no sobresalir demasiado (o nada). Este tipo de personas suelen tener baja autoestima y falta de confianza en sí mismas, por lo que necesitan la constante aprobación de su entorno. ¿Cómo podemos evitarlo? Anota estos sencillos consejos si crees que te ves afectada, en mayor o menos medida, por este síndrome:

- No escondas tus virtudes. Todos tenemos alguna habilidad y capacidad, así que ¡sácales el mayor partido!

- Reivindica la diferencia, potenciando la diversidad de formas de hacer y de opiniones.

- Defiende tus opiniones desde el respeto y la disparidad de criterios. Sé asertiva y haz valer tu propio criterio. Cualquier idea es bien recibida si se defiende con educación y respecto a lo que piensen los demás.

- Muestra tus ideas, opina, no temas equivocarte o cometer un error. Todo ello forma parte de nuestro aprendizaje diario.

- Potencia tu sentido de pertenencia al grupo, pero siendo tu misma. La singularidad es una especie en peligro de extinción.

- Relativiza las opiniones y las críticas, tanto las buenas como las malas.

sindrome-de-solomon-eres-de-las-que-tomas-tus-propias-decisiones