Humor y misterio: la magia de los libros de las hermanas Coscorrón

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Encontrar libros entretenidos y llenos de humor para los primeros lectores es una gratificante forma de acercarles al hábito lector. Por ello, hace unos años la escritora Anna Cabeza creo a las hermanas Coscorrón, unas abuelas detectives que protagonizan ya su tercera aventura. Ideales a partir de nueve años, estos libros ayudan a acercarse a la realidad sin miedos ni prejuicios.
 

Hablamos, en exclusiva, con Anna Cabeza, autora de "El misterio del papel de váter volador" (Bambú editorial) quien recuerda que el humor y el disparate es esencial en la vida de los adolescentes.

Acabas de publicar el tercer caso para las hermanas Coscorrón. ¿Qué aventuras vivirán en este libro?

En este libro las he mandado a Nueva York porque allí se celebra un Congreso Internacional de Abuelas Detectives y ellas no podían faltar. Las acompaña el nieto de una de ellas, Marcelo, y, como sucede siempre con las Coscorrón, primero tienen que resolver un misterio aparentemente insignificante… pero van a parar a otro que es mucho más potente. Todo el libro respira un aire muy cinematográfico, con `homenajes´ a escenas de películas como King Kong y Desayuno en Tiffany´s. Como siempre, no falta el tono disparatado ni el humor.

¿Cómo te inventaste a estos personajes?

Pues lo recuerdo como si fuera ahora. Mi hijo era pequeño entonces y yo siempre intentaba distraerlo imaginando historias juntos. Entonces le gustaban mucho Los Ángeles de Charliey le propuse: "¿Qué pasaría si tus abuelas se convirtieran en detectives? ¿Cómo utilizarían sus cualidades para resolver problemas?". Me gusta mucho que mis historias tengan mucho humor y, a partir de aquí, fui desarrollando los personajes. Para que el lector se pueda sentir cercano a la historia hice que el narrador fuese Marcelo, el niño de 9 años.

Son las mejores abuelas detectives de la literatura. ¿Crees que es necesario empoderar esta figura familiar tan importante?

¡Muchas gracias por lo que dices! Me encanta romper estereotipos respecto a las edades. Conozco a muchas abuelas y también a abuelos muy creativos y que saben sacar mucho partido a sus recursos. A veces me cuesta entender por qué esta sociedad en la que vivimos penaliza tanto a las personas mayores. ¡La experiencia te quita muchos miedos y te hace apreciar mejor lo mucho que queda por vivir!

humor-y-misterio-la-magia-de-los-libros-de-las-hermanas-coscorron

La clave de tus títulos juveniles es que humor y aventuras van de la mano. ¿Qué más las hace especiales?

Deseo y espero que mis libros dejen traslucir mi alegría de vivir. Me enamoran los personajes singulares, que podrían parecer invisibles pero que tienen un gran mundo interior. El humor no puede faltar y me resulta muy gratificante cuando niños y niñas me dicen que se han reído mucho leyendo un libro mío. Tener la sensación de que les he regalado un momento divertido en sus vidas me hace plenamente feliz.

¿Cuál es el verdadero poder de la ficción?

Podría parecer que la ficción te aleja de la realidad, pero para mí hace otra cosa aún mejor: te acerca a ella de forma más creativa y con menos miedos. A través de la ficción estimulamos nuestras facultades más recónditas y disfrutamos de la experiencia vivida por otras personas. Leer ha sido –y sigue siendo- una de las tablas de salvación más importantes de mi vida.

Es decir, no podrías vivir sin libros. ¿Algún consejo para los jóvenes a los que les cuesta un poco leer?

Recuerdo que, de pequeña, me reñían por leer demasiado… Ahora esto parece impensable. Trabajo en una biblioteca y esta es una pregunta que se me plantea a menudo. Me gusta incitar a los jóvenes a leer comics porque me parecen una buena puerta de entrada a la ficción. Para que los jóvenes lean es necesario trabajarlo ya desde la más tierna infancia, leyendo en casa, participando en clubs de lectura infantiles, yendo al teatro y al cine… Tal vez atraviesen una época en la adolescencia en la que se alejen de la lectura, pero si llevan la inquietud dentro, algún día regresan a ella.

¿Habrán más casos para la agencia de investigación de estas tres abuelas (y su nieto)?

Espero y deseo que sí. Ahora que las abuelas Coscorrón se han puesto en modo viajero, desearía enviarlas a resolver misterios por el mundo. ¡El cuarto libro ya ha empezado a crecer dentro de mi cabeza!