Historia de una boda aplazada

Responsive image

by Luis Marchal
El día en el que Beatriz Fernández tenía que dar el ´sí, quiero´ a su prometido fue muy diferente al esperado. El coronavirus truncó sus planes y, al final, ese día en vez de estrenar vida marital estrenaba el blog ´Una Boda Deseada´, que es, tal y como ella destaca, “el único blog centrado en las bodas del Covid”.
 

Beatriz Fernández es creadora de Una Boda Deseada. Ella destaca que es el "único blog centrado en las bodas del Covid". "Mi historia es, tristemente, una de tantas hoy en día", dice. Nos relata que la suya es una boda aplazada por el Covid. "Nos casábamos el pasado 29 de agosto de 2020, pero la pandemia y nuestra prudencia y responsabilidad hizo que aplazáramos nuestro enlace hasta este verano, que se celebrará el próximo 14 de agosto en una finca de Segovia", afirma.

Dos meses antes de la boda inicial, ella y su pareja tomaron una de las decisiones que más les ha costado: "Retrasar la boda viendo que la situación no terminaba de mejorar, que se nos caían de la lista personas fundamentales para nosotros por miedo al Covid y que la incertidumbre reinaba aquellos meses tan complicados". Por suerte, tuvieron el apoyo de sus íntimos, así como de todos sus proveedores. Así, les pusieron "todas las facilidades del mundo, buscando un plan B sin problema, en un año en el que se convirtieron en algo más". En amigos, cómplices y confidentes, "ya que actuaron de coach emocionales durante los preparativos, que estuvieron marcados por el desconocimiento, los miedos y la angustia".

historia-de-una-boda-aplazada

Beatriz Fernández y su pareja (foto de Reichel War).

Sólo lo entiende quién lo ha vivido

Por el momento, se quedaban sin boda. Éste era un evento para que el que habían puesto toda su energía, tiempo, esfuerzo e ilusión. "Vimos cómo el que se supone que iba a ser el día más feliz de nuestra vida pasaba por delante de nosotros, sin que pudiéramos hacer nada por detenerlo y cambiar la situación", manifiesta. Testifica que ésta es una sensación que sólo es capaz de entender quien la ha vivido. Como todo.

Se considera una persona despierta, curiosa e inquieta. Por su profesión y experiencia, es periodista, tiene un máster en Protocolo y Organización de Eventos y trabaja en una agencia de comunicación, siempre había querido emprender un proyecto relacionado con las bodas, ya que desde niña le han fascinado. Si bien, "nunca había encontrado el momento".

Hasta el pasado agosto, mes en el que hubiera dado el sí quiero a su pareja después de 14 años juntos. Con todo su apoyo y ayuda, sacaron a la luz el blog Una Boda Deseada, un espacio para novios del Covid en su misma situación, que se ha consolidado en este tiempo, ya que, aunque hay muchos blogs de bodas en España, "éste es el único centrado en las bodas del Covid".

"Durante este tiempo, ha gustado mucho, ya que los lectores y seguidores empatizan fuertemente con nuestra historia, muchos se ven reflejados en ella, y nos escriben para contarnos su experiencia, inquietudes, para preguntarnos cómo creen que van a poder celebrar su boda, etcétera", expone. Igualmente, le escriben a diario muchas novias para que las recomiende proveedores, ideas, ya que en el blog también habla de otros temas. Da consejos sobre cómo organizar una boda en tiempos de Covid, acerca tendencias sobre distintos aspectos como outfits, deco, invitaciones y looks de las invitadas, entre otros.

historia-de-una-boda-aplazada

Además, Una Boda Deseada se ha convertido en un "escaparate visible" para su historia y la de otros muchos, que han visto cómo su boda ha tenido que ser aplazada. Del mismo modo, "un punto de encuentro para proveedores en unos momentos muy complicados para todo el sector nupcial por razones obvias". Fernández pretende darles todo su apoyo, "ya que desde el inicio de la pandemia han demostrado adaptarse y trabajar a contrarreloj para ofrecer eventos de calidad y seguros. Y así siguen haciéndolo". En ese sentido, "se espera que esta nueva temporada de bodas, que arranca en mayo, aglutine todas las que no pudieron celebrarse en 2020 y las que ya estaba previstas para este año, por lo que, de mayo a septiembre, muchos de ellos ya han colgado el cartel de ´todos los fines de semana completos".

Por otro lado, le escriben proveedores de diferentes aspectos relacionados con las bodas para poder dedicarles un espacio y tener visibilidad en su blog, por su "buena acogida" y "gran éxito y seguimiento que está teniendo, al tratarse de un contenido cercano, creíble y natural".

Concluye que el Covid nos ha traído muchas cosas malas y negativas a todos. Si bien, a ella, teniendo en cuenta lo profesional, le ha dado la oportunidad de encontrar un nicho, hasta entonces, inexplorado. Le ha permitido "arrancar un proyecto ilusionante", que espera poder continuar cuando esto acabe.