¿Eres consciente que sufres de ortorexia?

Responsive image

by Sonia Baños
¿Estás obsesionada con tu alimentación y comer bien se ha convertido en casi algo angustioso? ¿Rechazas totalmente todo aquello que no es natural y esto perjudica hasta tu vida social? Pues déjanos decirte que, seguramente, sufres ortorexia.
 

La ortorexia es un trastorno del comportamiento alimentario que consiste en la obsesión por consumir alimentos que consideras saludables, rechazando de forma radical todos aquellos que no pueden incluirse en esta categoría.

Poco a poco comer alimentos sanos y nutritivos ha pasado de ser una moda a casi una obsesión. Llega un momento en el que se hace imprescindible poner límites y dejar de controlar absolutamente todo lo que comemos. Está bien, muy bien, comer sano y cuidarnos pero cuando esto influye en nuestras relaciones sociales o marca nuestra dieta en exceso puede incluso resultar peligroso. En el momento en el que dejamos de disfrutar de la comida y se adueña de estos momentos el control o la restricción, corremos el riesgo de limitar en exceso nuestra dieta y sufrir carencias a nivel nutricional.

Está bien que queramos cuidarnos pero esto se puede convertir en problema cuando somos especialmente rígidos, obsesivos y nos culpabilizamos incluso cuando tenemos alguna licencia alimentaria.

La ortorexia, un trastorno cada vez más generalizado

Del mismo modo que hay personas que sufren de obesidad, anorexia o bulimia, cada vez hay más personas que sufren de ortorexia, llegando incluso al extremo de no comer determinados alimentos, no sólo por no ser de buena calidad, si no porque las personas que la padecen piensan que muchos alimentos puedan estar intoxicados.

La OMS estima que al menos un 28% de la población de países desarrollados sufre ortorexia y este dato podría aumentar en los próximos años.

Cómo detectar la ortorexia

Alimentarse bien es ideal siempre y cuando no se convierta en una obsesión. En el momento en el que qué comemos y cómo lo comemos se convierte en el eje principal de nuestra vida, debemos empezar a preocuparnos. Diagnosticar ortorexia no es es fácil pero sí que podemos detectar algunos patrones comunes como:

. Sentir que los alimentos que comemos no están lo suficientemente limpios.

. Dejamos de disfrutar de la comida y se convierte en una angustia.

. Seleccionamos sin excusa todos y cada uno de los ingredientes que forman nuestra dieta.

Consecuencias de sufrir ortorexia

  • Las personas que sufren ortorexia tienden a alejarse de las cenas y comidas colectivas.
  • Se sienten superiores a los demás por el hecho de comer sano.
  • Son defensores acérrimos de la comida sana e infravaloran a todo aquel que no come como ellos.
  • A nivel físico, las personas que sufren ortorexia pueden llegar a tener carencias nutricionales, lesiones o pérdidas de peso excesivas.

Para tratar la ortorexia es imprescindible enfocarse en restablecer la flexibilidad alimentaria, relajarse y evitar el control tanto en la elaboración del menú como a la hora de comprar los alimentos. En muchos casos, la ortorexia puede estar relacionada con alguna otra patología que es conveniente diagnosticar con la ayuda de un profesional.