Haz Swimmy, alquilando una piscina particular solo para ti

Responsive image

by Marta Parareda
¿Te mueres de ganas de zambullirte en una piscina, pero no soportas las aglomeraciones? Entonces debes probar Swimmy. Una plataforma que te permite alquilar una piscina particular para tu uso y disfrute con amigos, en familia o, por qué no, para ti solo. Descubre cómo funciona.
 

Ahora que se acerca el veranito, seguro que estás deseando bañarte en una piscina. Sería genial tener una en tu casa, pero como ello no siempre es posible, ahora puedes alquilar una gracias a Swimmy. Una plataforma de alquiler de piscinas entre particulares al estilo de Airbnb.

Su funcionamiento es bien sencillo. Tan solo debes buscar la ubicación deseada. En tu ciudad, en los alrededores o en el pueblo que vas a visitar este fin de semana. Y filtrar por los equipamientos que te interesen. Tipo wi-fi, si dispone de hamacas, si tiene ducha, baño, parrilla, etc. Elegir la fecha deseada, comprobar su disponibilidad y reservar. Lo siguiente es preparar el bañador y la toalla, y listo.

Del mismo modo, si tú eres el propietario de una piscina que quieres compartir, tan solo debes crear tu anuncio en la plataforma, añadir los detalles y equipamientos del lugar, el número de usuarios que quieres recibir, fijar tú mismo el precio que quieres cobrar, incorporar alguna foto, y a esperar que alguien se muera por probar tu maravillosa piscina. Tú fijas las reglas.

haz-swimmy-alquilando-una-piscina-particular-solo-para-ti

Inscripción y pago

La inscripción en la web es gratuita y el pago del inquilino al propietario se realiza a través de la plataforma. Además, Swimmy tiene previsto un seguro para prevenir cualquier desperfecto que pueda ocasionarse, un contratado para evitar sorpresas desagradables y pone a disposición de ambas parte, un equipo de atención al cliente para solventar cualquier duda o contratiempo.

El propietario de la piscina puede estar presente o no durante tu jornada en el agua, pero siempre te dará la bienvenida para explicarte las normas a seguir en su propiedad.

Idea surgida al borde de una piscina

La idea de Swimmy surgió, como no podía ser de otra forma, al borde de una piscina. Su creadora Raphaelle de Monteynard conversaba con una amiga mientras se daba un baño, cuando pensó que sería genial que otros pudieran beneficiarse de piscinas vecinas. Así que no lo pensó y contactó con 423 propietarios. La acogida fue tal que Swimmy nació en Francia en 2017 y ya ha llegado a otros países como España, Estados Unidos, Alemania e Italia. Cuenta con unas 3.500 piscinas alquilables solo en Francia y España, con más de 122.000 usuarios activos. Ahora también puedes descargarte su App para que te resulte más fácil.

haz-swimmy-alquilando-una-piscina-particular-solo-para-ti

Así que no lo pienses, si este verano quieres refrescarte, haz Swimmy. Podrás celebrar el cumpleaños de tu mejor amiga, darle una sorpresa a tu pareja o pasar un día en familia sin tener que pelearte por conseguir una hamaca o buscar espacio para estirar la toalla. Todo un lujo. Hay muchas opciones donde elegir, muchos tipos de piscinas y ajustadas cada una de ellas a diferentes necesidades. Solo has de consultar su gran oferta y encontrar la que más te guste o se ajuste a tus preferencias. Seguir las normas marcadas por el propietario, divertirte, relajarte y refrescarte.

Imágenes Piscinas Swimmy