Cómo acabar con los picores de forma natural

Responsive image

by Sonia Baños
¿Sufres de picores en la piel de forma habitual? Este tipo de picazones pueden ser causados por reacciones alérgicas, por usar productos irritantes, o por la picadura de algunos insectos. Hoy en esvivir.com te contamos cómo aliviar estos picores de forma natural.
 

Cómo calmar la piel con remedios caseros
El picor en la piel puede resultar muy incómodo e incluso doloroso si no ponemos remedio. De hecho, puede incluso durar muchos días o ser una batalla constante. Las causas más comunes pueden ser un sarpullido o un síntoma de algo más grave como una enfermedad hepática o renal. Por ello, para aliviar estos picores es básico identificar el problema y tratar lo que lo ocasiona.

¿Por qué sentimos picor?
La piel es la barrera de protección del cuerpo. De hecho, está formada por células cuya función es la de proteger al cuerpo de virus, bacterias y de cualquier tipo de amenaza exterior.
Cuando la piel detecta una amenaza, activan una reacción que provoca que el área se inflame. A esto es a lo que se le llama sarpullido o dermatitis que, generalmente, provoca picor.


Las posibles causas de este prurito pueden ser:
Piel seca: Tener la piel seca es una de las causas más comunes por las que sufrir picazón en la piel. Generalmente, los factores ambientales, un clima excesivamente frío o caliente con poca humedad o lavarse demasiadas veces, puede provocar un excesivo desecamiento de la dermis. La piel seca presenta aspereza, escamosidad, color grisáceo o grietas.


Eczema: Es la causa más común de sarpullido en la piel de los más pequeños. Generalmente, la dermatitis atópica está relacionada con la pérdida de la barrera de la piel. Las personas que sufren de eczema son más vulnerables a las infecciones de la piel.


Alergias: Muchos picores vienen originados por alergias al entrar en contacto con sustancias que son alérgenos para ti (polen, ácaros, frutas…) Hay casos en los que el prurito ocasiona picor y desemboca en ampollas.


Urticaria: La urticaria es un tipo de inflamación en la piel que se produce por la liberación de un químico llamado histamina. Existen dos tipos de urticaria, la aguada y la crónica.


Picaduras de insectos: Generalmente, las picaduras de insectos provocan erupciones y picazón.

Remedios naturales para acabar con los picores
Aceite de hipérico: Después de un baño relajante, es ideal realizar un masaje con aceite de hipérico, rico en hipericina con efecto antiinflamatorio.

Baño relajante con sal marina: La sal marina ayudará a calmar la picazón. Para realizarlo, llena la bañera con agua tibia añade media taza de sulfato de magnesio o bicarbonato de sodio. Unos 15 minutos será suficiente para calmar el picor y evitar que la piel se reseque.

Meditación: Generalmente, sentir picor puede ocasionar estrés y ansiedad y, a su vez, esto provoca que cada vez sintamos más picazón. Es importante relajarse y calmarse para calmar el picor y evitar que vaya a más.

Hamamelis: Es una planta originaria de Norteamérica que se puede encontrar en forma de crema o pomada. Para acabar con los picores es imprescindible contar con Agua de Hamamelis que se elabora con 20 gr. de hojas de hamamelis en medio litro de agua recién hervida. Deja reposar la mezcla y cuela esta agua. Cuando se enfríe estará lista para aplicar sobre la zona del picor.

Aceite de romero: Este aceite, además de oler de maravilla, es ideal para relajar la zona con picazón. Tan solo hay que mezclar 3 gotas de aceite esencial de romero con una cucharada de aceite de almendras dulces o jojoba. Masajea el área con delicadeza.

Cola de caballo: La cola de caballo ayuda a regenerar las células de la dermis, gracias a su alto contenido en silicio. ¿Cómo se aplica? Basta con hacer una infusión de cola de caballo y empapar una gasa en el líquido que tendrás que aplicar en el área afectada.