Acondicionadores caseros "leave-in" para el cabello

Responsive image

by Sonia Baños
¿Sabías que la manteca de karité es un ingrediente valiosísimo para la belleza de tu piel y de tu cabello? Hoy en esvivir.com te detallamos sus increíbles propiedades.
 

¿Notas tu cabello deshidratado y reseco? ¿Sientes que necesitas un extra de nutrición? Definitivamente, tu cabello te está pidiendo a gritos un acondicionador leave-in. Hoy en esvivir.com te contamos para qué sirven este tipo de productos y cómo hacer tu propio leave-in en casa.

¿Qué es un producto leave-in?

Los leave-in son productos para el cuidado capilar que no necesitan enjuague, es decir, que se aplican en el cabello mojado y se dejan para protegerlo y tratarlo en profundidad. Existen innumerables tipos de productos leave-in (defrizantes, leave-in, cremas para peinar, termo protectores…), pero hoy nos centraremos en los acondicionadores.

En primer lugar, es importante que tengas en cuenta que los acondicionadores leave-in no sustituyen a las mascarillas, sino que son un producto de uso rápido y que, al no necesitar enjuague están siempre actuando y tratando.

Un producto leave-in se utiliza cuando el cabello sufre muchos daños externos, se reseca y se estropea. Se trata de un tratamiento que se puede usar a diario, ideal para los meses de verano. Es ideal para todo tipo de cabellos y, en especial, es beneficioso para los rizados los que tienen tendencia a encresparse.

Beneficios de los acondicionadores leave-in

  • Aporta hidratación al cabello.

  • Protege del sol, del calor y de las agresiones externas

  • Facilita el peinado

  • Proporciona un mayor brillo y suavidad

  • Ayuda a mantener rizos y ondas mucho más tiempo

¿Cómo se aplican los acondicionadores leave-in?

Lo ideal es aplicarlo después de la ducha cuando el cabello aún está húmedo. Elimina con una toalla el exceso de agua en el cabello. Vierte un poco de producto en las manos, aplícalo desde las puntas y ve subiendo hasta llegar a la raíz. Finalmente, peina el cabello para repartir el producto uniformemente. El Leave-in creará una película protectora que cubrirá cada fibra, previniendo al pelo futuros daños. Su acción nutritiva potencia la hidratación capilar continua.

Es recomendable aplicarlo antes y después de exponer al cabello a cualquier tipo de agresión como puede ser el agua de la piscina y de la playa, el sol, los secadores o planchas…

Diferentes leave-in caseros

  • Los aceites vegetales son excelentes leave-in para el cabello. Puedes usar solo aceite o realizar una mezcla que responda a las necesidades de cada cabello. Los aceites más adecuados son los de argán, los de jojoba o los de semilla de uva. Si necesitas una hidratación extrema es recomendable optar por otros aceites más densos como los de coco, de oliva o de almendras. Para utilizar cualquiera de ellos, ponte unas gotas de aceite en tus dedos y masajea con cuidado el cabello recién lavado. Recuerda usar siempre poca cantidad para evitar engrasarlo en exceso.

  • Otro acondicionador leave-in es el que se puede elaborar con gel de linaza. Este gel contiene numerosos nutrientes que mantienen el cabello sano y fuerte. Para hacer un acondicionador con gel de linaza necesitas: 40 gr. de semillas de lino o harina de lino, 400 ml. de agua del grifo o destilada, 2 cucharadas de aceite esencial de geranio, 2 gotas de tocoferol. Elaboración: haz un gel de linaza poniendo agua y linaza a hervir y deja que se cocine durante 20 minutos. Pasa la mezcla por el colador y deja enfriar. Añade los ingredientes restantes y mézclalo todo con una batidora. Este acondicionador leave-in aguanta en la nevera hasta cuatro días.