Los tratamientos básicos de los deportistas de élite también al alcance de tu mano

Responsive image


Como patrocinadores del Dorsia Sailing Team, Clínicas Dorsia cuenta con una dilatada experiencia en el tratamiento de deportistas de élite. Con motivo de la celebración de los JJ.OO. de Tokyo 2021, sus expertos desvelan los secretos de los atletas olímpicos para triunfar en las jornadas de entrenamiento y competición.
 

Alcanzar la excelencia exigida para competir en los JJ.OO. conlleva un nivel físico y mental que sólo unos pocos pueden lograr. Los deportistas que lo consiguen, además, deben mantenerse constantes en la excelente forma física y concentración que manifiesten durante toda su participación. Para ello siguen una serie de estrictos protocolos y entrenamientos de máximo nivel, que van más allá de la celebración de las Olimpiadas.

Clínicas Dorsia cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito, gracias al trabajo estrecho con el Dorsia Sailing Team del que es facilitador de los excelentes resultados que el equipo logra año tras año. Así, con la celebración de los JJ.OO. de Tokio 2021 como telón de fondo, sus expertos desvelan los protocolos médico-estéticos más demandados por los atletas olímpicos para recuperar el equilibrio físico y mental tras el esfuerzo, la tensión y el estrés volcados. Ponerse en forma como ellos es también posible para sus pacientes, ya sean deportistas profesionales, amateurs o no hayan pisado un gimnasio nunca.

El entrenamiento consiste precisamente en generar un estímulo físico ligeramente superior al que desarrolla el músculo normalmente para lograr adaptaciones que mejoren su rendimiento, como nuevas fibras musculares o mejores conexiones neuromusculares. Un proceso que lleva tiempo y que en el momento implica inflamación, generación de ácido láctico, deshidratación, caída de electrolitos por el sudor, vaciado de las reservas de glucógeno y oxidación acelerada.

Por ello, tras una jornada deportiva o competición es fundamental:

-Rehidratarse, es decir, reponer líquidos y electrolitos para favorecer la recuperación muscular.

-Después, al llegar al hotel o villa olímpica, se debe realizar estiramientos y masajes de descarga. Sobre todo, de la parte más machacada en la disciplina, en vela suele ser el tren superior, mientras que los corredores se focalizan en el inferior, por ejemplo. De esta manera se relaja la musculatura tras el esfuerzo y las posibles posturas menos naturales adoptadas. La aplicación de frío puede ayudar en el proceso, pero no mejora el rendimiento.

-Por último, se valora si hubiera sobrecarga o dolores concretos, realizando punción seca y masaje posterior para bajar la inflamación.

A nivel médico-estético también se aplican tratamientos de recuperación para volver a estar al cien por cien. Tanto si eres deportista como si no, en Clínicas Dorsia proponen:

1. Radiofrecuencia: ondas electromagnéticas aplicadas para formar nuevo colágeno y elastina a nivel subcutáneo, e incluso óseo. Además, favorece el drenaje linfático y la circulación de la sangre.

2. Presoterapia: ideal para descargar piernas cansadas y tensión acumulada en los músculos, así como para la activación de la circulación linfática. Consiste en una presión constante ejercida desde las extremidades hacia el corazón para favorecer el riego sanguíneo. Un tratamiento altamente indicado para luchar contra la retención de líquidos y favorecer la circulación sanguínea

3. DIVA tonificación: muchos deportistas se someten a pérdidas o aumentos agresivos de masa en su proceso de preparación para una Olimpiada. Si, como ellos, tu problema es que notas la piel rugosa, flácida y colgante por oscilaciones de peso, este tratamiento tonifica y reafirma la piel a través de una combinación de masajes reafirmantes, presoterapia y radiofrecuencia.

4. DIVA drenaje: un mix de masajes manuales drenantes con mesoterapia y presoterapia para eliminar la acumulación de líquido y disminuir la inflamación.

Todo ello sirve para poder mantener el esfuerzo sostenido requerido para codearse con la élite deportiva mundial, ya que el dolor o el cansancio puede llegar a incapacitar para poder seguir entrenando o compitiendo. Los JJ.OO. exigen precisamente eso, constancia, y esa también es la clave para mostrar la mejor versión de uno mismo en la calle. Clínicas Dorsia pone fácil el que cuidarse como la élite esté al alcance de todos.