Consejos para cuidar tu mirada tras el verano

Responsive image

by Sofía Borrás
Por lo general, tras estar expuestos al sol, al calor y a una alimentación más relajada, solemos priorizar el cuidado de nuestra piel, retomar el ejercicio y una dieta equilibrada. Sin embargo, dos de los grandes olvidados tras la época estival suelen ser nuestras pestañas y cejas.
 

A continuación, los expertos de la mirada de Wiñk te ofrecen 6 consejos que incluir en tu rutina de belleza y que te permitirán lucir cejas y pestañas perfectas para la vuelta al trabajo.

1. Siempre hidratadas:

El mito de aplicar aceite de ricino no posee evidencia científica. En su lugar, te recomendamos usar serums específicos para ayudar a mantener tus cejas y pestañas nutridas. Te recomendamos el Lashes Fortier y el Brow Fortier de Wiñk, para conseguir que tus cejas y pestañas crezcan fuertes y sanas.

2. Limpieza en profundidad:

Muchas veces, al lavarnos la cara, tendemos a olvidarnos de nuestras cejas y pestañas. Para una correcta limpieza de tus cejas te recomendamos emplear un jabón neutro, que puede ser el que uses normalmente en tu rutina diaria. Eso sí, recuerda enjuagar muy bien la zona. Por otra parte, la mejor forma de evitar que tus pestañas se caigan y se debiliten es retirar bien la máscara de pestañas, empleando un bastoncillo y realizando el mismo movimiento que al pintarlas.

3. Cepillado diario:

Uno de los mejores tips para estimular el crecimiento y fortalecer tus cejas y pestañas es cepillarlas a diario. Para las pestañas, puedes utilizar un cepillo de máscara de pesttañas asegurándote previamente de que esté correctamente limpio.

4. Mantén una dieta equilibrada:

La alimentación juega un papel fundamental a la hora de cuidarnos. Ingerir alimentos ricos en vitaminas A, B, C Y E, minerales y aceite omega 3, además de beber entre uno y dos litros de agua diarios, te ayudarán a mantener la fortaleza de tus cejas y pestañas .

5. Depilación abrasiva:

Si eres fan de depilarte con pinzas, debes cambiarlas cada cierto tiempo, ya que pinzas viejas es sinónimo de bacterias para tus cejas y, por tanto, el área de los ojos. Te animamos a probar técnicas como el threading- depilación con hilo- o el brow lamination, con las que podrás evitar esta situación.

6. Reduce el uso del rizador de pestañas:

Un uso diario de este aparato puede provocar que tus pestañas se debiliten y se caigan. Para fortalecerlas y estimular su crecimiento, la mejor opción escepillarlas cada día.