3 tipos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad TDAH

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
No todos los niños inquietos, desobedientes o muy charlatanes padecen un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), pero los padres se sienten preocupados, pues se considera un trastorno de conducta que suele aparecer en la infancia, normalmente a partir de los 7 años. Consulta al médico.
 

En general, los niños que padecen TDAH se muestran hiperactivos desplegando una actividad física excesiva, son impulsivos y tienen problemas para mantener la atención enfocada en una única actividad de forma continuada. Estas conductas generan problemas académicos y de relaciones personales.

No se conocen las causas exactas de aparición del TDAH y se considera que se produce una combinación de varias. Los estudios realizados indican la existencia de un componente genético importante. A ello se unen factores ambientales como las relaciones conflictivas con las personas del entorno o un ambiente familiar desestructurado que activan la aparición de los síntomas característicos del TDAH.

En relación a los síntomas se ha señalado que cualquiera puede presentar alguno de los relacionados con el TDAH, en algún momento de su desarrollo evolutivo. Pero eso no significa que pueda ser clasificado en el trastorno directamente.

El diagnóstico de TDAH debe realizarlo el especialista. Según el DSM 5, sería necesario que se presenten seis o más de los síntomas, durante al menos 6 meses, en un grado que no se adapta al nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales. Para adolescentes mayores y adultos a partir de 17 años de edad, se requiere la presencia de un mínimo de 5 síntomas.

Además, el diagnóstico incluye:

-"Patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo.

-Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.

- Varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (por ejemplo, en casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades).

- Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

-Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de la esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo, trastorno de la personalidad, intoxicación o abstinencia de sustancias).

-Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o instrucciones".

No todas las personas diagnosticadas de TDAH presentan los mismos síntomas, existe una gran variabilidad. En función de los síntomas de cada paciente, se han establecido tres tipos diferentes de TDAH:

1. Presentación predominante con falta de atención: Si se cumple el criterio de inatención pero no se cumple el criterio de hiperactividad-impulsividad durante los últimos 6 meses.

2. Presentación predominante hiperactiva/impulsiva: Si se cumple el criterio de hiperactividad-impulsividad y no cumple el criterio de inatención durante los últimos 6 meses.

3. Presentación combinada: Si se cumplen el criterio de inatención y el criterio de hiperactividad-impulsividad durante los últimos 6 meses.