3 planes con sabor a queso

Responsive image

by Merce Rey  
Si ya estás pensando en qué hacer en el próximo festivo o escapada navideña, te proponemos una serie de ideas en las que invertir tu tiempo y donde este alimento es el protagonista.
 

Los amantes queseros y curiosos empedernidos comenzarán este viaje gastronómico conociendo de cerca cómo es el proceso de elaboración del Queso de Cabrales a través de una visita guiada organizada por la Quesería Vega de Tordín, que se encuentra en Arenas de Cabrales (Asturias). Además, si van acompañados de sus hijas o hijas podrán participar en una visita adaptada con todo tipo de herramientas para meterse en la piel de un ganadero y cuidar a los animales que allí viven. Esta experiencia será de 45 minutos y hasta podrán catar este producto y la crema Vega de Tordín. Se trata de una empresa familiar que se caracteriza por disponer de unas instalaciones modernas con robot de ordeño incorporado y donde las vacas pueden moverse libremente. Al mismo tiempo también combina la tradición, ya que cada queso se elabora de forma artesanal y con una materia prima que sale de su propia ganadería. Este comestible se madura tal y como lo hacían en antaño, en una cueva natural. Se colocan en estanterías de madera en unas condiciones de humedad y temperatura óptimas, donde se va dando la vuelta para que vaya adquiriendo su tonalidad característica por todo su exterior.

En sus instalaciones dan vida a tres variedades de Queso Cabrales DOP (Denominación de Origen Protegida): el Vega de Tordín DOP se caracteriza por poseer una textura firme y untuosa con regusto picante especiado. Se madura en cueva natural de 60 a 180 días, mientras que el Vega de Tordín Selecto DOP es cremoso y de sabor intenso, con un regusto picante al final. Su proceso de maduración es el mismo que el anterior. Por último, Vega de Tordín Reserva DOP se presenta con una textura firme y mantecosa, con sabor intenso y persistente. El picante también se deja notar.

planes_sabor_queso_12336_20211104113212.png (600×400)

En exposición

Otro de los destinos puede ser la visita de un museo, como el que hay en Fuerteventura, dedicado al Queso Majorero. Es una especialidad que se elabora en esta isla con leche procedente de la cabra majorera. En este espacio podrás realizar un completo recorrido por diversos ambientes desde el origen volcánico de la isla, pasando por profundizar un poco más acerca de la cabra majorera que da origen a este típico producto hasta adentrarte en la historia, cultura y gastronomía de esta variedad quesera. El punto final a este recorrido se pondrá en la Sala de Degustación. Además, en la instalación verás de cerca un molino de viento y podrás pasear por el jardín para familiarizarte con las diferentes variedades de cactus.

planes_sabor_queso_12336_20211104113244.png (600×400)

Con tus propias manos

Ahora te toca a ti hacer con tus propias manos un queso fresco de cabra papoya. En la empresa de origen familiar Quesos Sierra Crestellina elaboran quesos y yogures a base de la leche de la cabra papoya, una "Raza Autóctona en Peligro de Extinción". Se encuentra en la Carretera Manilva-Gaucín, kilómetro 13.5 en Casares (Málaga). Desde aquí organizan visitas guiadas para contemplar cómo es el proceso de elaboración: pastoreo en Sierra Crestellina, ordeño, elaboración y degustación. El taller de elaboración del queso va dirigido tanto a adultos como niños. La actividad incluye también una visita guiada con un maestro quesero, una cata de quesos acompañada con una copa de vino de la zona y los materiales para llevar a cabo el proceso. Una vez que finalice el encuentro, los participantes podrás llevarse el queso a casa.

planes_sabor_queso_12336_20211104113512.png (600×400)

FOTO PRINCIPAL.: Photo by mohamed hassouna on Unsplash.