Está demostrado: mejora tu estado de ánimo gracias a tu mascota

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Múltiples estudios revisados por Purina afirman que los animales de compañía tienen un impacto positivo en la sociedad y numerosos beneficios en la salud mental y estado anímico de las personas.
 

Ya ha pasado un mes de las Navidades y la vuelta a la rutina tras las fiestas, el clima frío de invierno y otras cuestiones que nos afectan contribuyen en que el estado de ánimo general esté más decaído.

Para intentar afrontar este desánimo general, hay un consejo muy sencillo: pasar el día rodeado de mascotas. Y es que, tal y como apuntan los estudios científicos que la compañía Purina lleva recopilando desde 2015 para demostrar el impacto que genera el vínculo humano-animal, hay existen sólidas evidencias de que interactuar y convivir con animales tiene múltiples beneficios para la salud mental.

esta-demostrado-mejora-tu-estado-de-animo-gracias-a-tu-mascota

Las personas que viven con animales experimentan la alegría que transmiten las mascotas de manera innata día a día. Pues tienen un efecto positivo en las personas a nivel indidual pero también contribuyen con múltiples beneficios en la sociedad general.

¿Cuáles son los principales motivos por los cuales convivir con animales puede mejorar tu estado de ánimo?

· Mejoran la autoestima y la autoconfianza: gracias a sus efectos motivacionales, los animales ayudan a fomentar estos aspectos, sobretodo en niños, adolescentes o personas mayores que pueden sentirse tristes, deprimidos o mostrar cierta agresividad como consecuencia de inseguridades o ansiedad.

· Son un gran apoyo emocional para las personas: los animales influencian de manera muy positiva a personas mayores, que viven solas o sufren episodios o trastornos de depresión. El hecho de convivir con una mascota hace que la persona tenga ciertas responsabilidades como salir a pasear, marcarse rutinas o establecer tareas de cuidado al animal, aportando un propósito, lo que fomenta la mejora anímica.

· Ayudan a sociabilizar y relacionarse: los animales, y los perros en concreto, tienen un comportamiento que facilita la interacción. Gracias a ellos, sobre todo a la hora de los paseos, es más fácil establecer vínculos positivos entre personas, lo que repercute directamente en el estado de ánimo.

Así, los animales contribuyen a que las personas vivan con un estado de ánimo más positivo y combaten directamente la tristeza que se pueda sentir en días donde todo se ve más gris. Todas las personas que conviven y comparten su vida con mascotas, son testigos que junto a ellas, los días son mejores.