6 recetas saludables bien condimentadas

Responsive image


Numerosas recetas de cocinas internacionales como la mejicana, la turca o la india, por ejemplo, incluyen variados condimentos sin los que no tendría aceptación el plato elaborado. Las plantas locales proporcionan elementos naturales que aportan aromas y sabores característicos a esas tradicionales recetas. ¿Te imaginas una salsa de curry sin sabor a curry?
 

El desarrollo del comercio internacional y la trasmisión de conocimientos entre culturas, ha permitido la llegada de estos condimentos naturales a todos los lugares del mundo. Muchos se han integrado con normalidad en la cocina española (jengibre, canela o pimienta negra, entre otros) y siguen llegando novedades desde otras culturas (cúrcuma o wasabi, por ejemplo).

Esta internacionalización facilita su adquisición en diferentes puntos de venta. Es importante conservarlos correctamente. De manera general, estos condimentos naturales tienen un tiempo de conservación, tras el cual no deben ser utilizadas y deben ser guardados en lugares frescos y secos, para que sus propiedades se mantengan intactas y evitar contaminaciones indeseadas.

Se utilizan para elaborar diferentes recetas dulces y saladas porque combinan con todo. Te proponemos:

1-Arroz saludable. Cocer arroz integral en agua con sal. Escurrirlo y lavarlo con agua fría. Cocer y escurrir gambas congeladas y peladas. Pochar cebolla en una sartén con aceite de oliva. Añadir las gambas y una lata de atún. Remover y añadir el arroz. Rehogar con orégano, pimienta, perejil, albahaca y ajo.

2-Bechamel. Necesitas 2 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de harina, medio litro de leche semidesnatada, sal, nuez moscada y pimienta blanca. Calentar el aceite en la sartén, añadir la harina y remover para que no se pegue. Incorporar lentamente la leche hasta obtener una masa espesa y sin grumos. Condimentar con sal, nuez moscada y pimienta en función de tus preferencias. Con esta bechamel, puedes preparar lo que quieras (croquetas o lasaña, por ejemplo).

3-Berenjenas. Precalentar el horno. Lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas de medio centímetro aproximadamente. Distribuirlas en una fuente con un poco de aceite en el fondo. Introducir la bandeja en el horno y calentar durante diez o quince minutos. Sacar la bandeja y colocar sobre las berenjenas atún, tomate frito y orégano. Cubrirlas con queso gouda y gratinarlas al horno durante cinco minutos.

4-Crema de vegetales. Elegir los vegetales de temporada (calabacín, ajo, puerro y cebolla, por ejemplo). Lavar, pelar y cortar. Pocharlos en sartén con aceite de oliva hasta ablandarlos. Batirlos con una batidora hasta alcanzar la textura deseada. Añadir durante el batido leche desnatada, cúrcuma y pimienta blanca para lograr un sabor diferente.

5-Macedonia. La fruta puedes consumirla como desees. Lo más fácil es al natural, lavada y con la piel. Preparar una macedonia con tus frutas de temporada preferidas es muy sencillo. Elegir las frutas que vas a utilizar (fresa, arándano, manzana y sandía, por ejemplo), lavar, pelar y trocear. Añadir un zumo natural (de piña o naranja, por ejemplo) y canela, le darán un toque muy especial y saludable.

6-Zumo natural. Puedes emplear los vegetales que desees. Combina zanahoria, fresa, naranja, apio y pimienta blanca. Limpiar, pelar y trocear los vegetales. Pasarlos por la licuadora. Añadir agua y pimienta blanca cuando hayas logrado la consistencia deseada.