¿Sabías que existe un arroz que cambia de color durante la cocción?

Responsive image

by Merce Rey
Se trata de una variedad integral de color negra, que proviene de China. En la antigüedad sólo los privilegiados podían degustar esta exquisitez que estaba reservada para la alta esfera y prohibida para los lugareños.
 

El arroz venere es alargado, de tipo integral y de color oscuro, pero cuando nos disponemos a cocinarlo este muda su aspecto exterior para agradarnos con una tonalidad morada. Tiene su origen en China y estaba considerado como "el arroz prohibido", ya que sólo los que estaban en el poder en aquel momento tenían acceso a degustarlo. Su nombre rinde culto a la diosa del amor (Venere) y se le atribuyen una serie de propiedades beneficiosas para la salud al contener fibra, hierro, es antioxidante, por lo que además de mantener la flora intestinal a raya y hacer que todo funcione de forma correcta, es un gran aliado a la hora de combatir el envejecimiento.

A los fogones

A diferencia de otros arroces al uso, este necesita un tiempo de cocción mayor, de entre 40 y 50 minutos. Deberá cocerse en un cazo con agua con una pizca de sal y si lo deseas un chorrito de aceite de oliva, o bien puedes sofreírlo en una cazuela con aceite, cebolla y ajo picado, y añadirle después caldo o agua. Puedes preparar ensaladas, paellas, o servirlo junto con tus pescados o carnes. Es un arroz que da mucho juego. Comprobarás que el agua se va tiñendo de esa característica gama cromática y que su aroma y su textura crujiente aportarán un valor añadido a tus platos.

En el canal de Gallina Blanca destacan que este tipo de comestible es una solución a tener en cuenta cuando se quiere hacer arroz negro, pero sin tener que recurrir a la tinta de sepia o de calamar. Eso sí, no contará con el sabor a mar que nos brinda el anterior. En la página web hogarmania.com sugieren que: "se puede cocinar combinándolo con el blanco (teniendo en cuenta los diferentes tipos de cocción".