3 recetas de ensaladas frías ideales para combatir el calor

Responsive image

by Sofía Borrás
Bacalao de Islandia nos trae 3 ensaladas fáciles, frescas y ligeras que te solucionarán las comidas y cenas de este verano
 

El bacalao, además de ser un alimento que se puede tomar tanto caliente como frío, es una fuente rica en calcio, potasio y fósforo que nos ayuda a mantener una dieta equilibrada y compensar los "caprichos" veraniegos. Es decir, incorporar el bacalao a nuestra dieta este verano (y todo el año), nos ayudará a cuidar tanto de nuestra salud como a enriquecer nuestras comidas.

RECETA 1

  • 200 gramos de bacalao desmigado
  • 1 tomate rojo grande
  • ½ cebolla blanca o violeta
  • 1 docena de aceitunas verdes sin relleno
  • 1 docena de hojas de lechuga romana grandes
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 1 rama de perejil fresco
  • 1 diente de ajo
  • Vinagre
  • El jugo de un limón.
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto

Elaboración paso a paso

Empezaremos por marinar las aceitunas. Para ello, déjalas reposando en un recipiente con un poco de su jugo de conserva, un chorrito de vinagre, un toque de sal y pimienta y el diente de ajo triturado o picado muy fino. Mezcla bien todo. Mientras más tiempo las dejes marinar, más gusto tendrán, así que, si puedes prepararlas un día antes, mejor.

Acto seguido, comenzamos con los vegetales. Hay que retirar las partes blancas del interior de los medios pimientos, y también las semillas. Luego, vamos a cortarlos en cuadritos o juliana. En el caso de la media cebolla, hay que pelarla y cortarla en cubitos muy finos.

Ahora vamos a calentar un sartén, y con un ligero chorrito de aceite, vamos a añadir la cebolla para que se dore un poco. Para cocinar los pimientos, también los acomodaremos sobre la sartén, sin agregar aceite adicional. La idea es que se cocinen como si estuvieran más bien sobre una plancha.

Dejamos las verduras en cocción por unos 5 o 6 minutos, con fuego medio, removiendo o volteándolas cuando sea necesario. Luego apagamos y retiramos las cebollas y los pimientos.

Ahora vamos a limpiar las hojas de lechuga. Primero, las pasamos bajo un chorro de agua fría, y luego las sumergimos en un recipiente con agua mezclada con un chorrito de vinagre, durante algunos minutos. También hay que lavar el tomate. Una vez limpio, lo cortamos en cuartos y después en láminas. Por último, lavamos bien la rama de perejil y cortamos las hojas en cuadritos muy finos. Lo reservamos.

Mientras, preparamos la pieza de bacalao de Islandia. Limpiamos la pieza sacándole la piel y procedemos a desmigarlo para añadirlo posteriormente a la receta. En caso de contar con bacalao salado, se recomienda meterlo en remojo 24 horas antes e ir cambiándolo cada 3 o 4 horas. Una vez lo tengamos listo, añadimos un chorrito de AOVE y lo pasamos por la sartén, donde previamente hemos cocinado las verduras, para calentarlo ligeramente.

Acomoda sobre un platón las hojas de lechuga, para formar una cama. En un recipiente, mezclamos la cebolla y los pimientos, y aderezamos con sal y pimienta al gusto. Luego, sumamos el bacalao y lo removemos bien todo. Coloca la mezcla en el centro del platón y decora con el tomate. Rociamos con un buen chorro de aceite de oliva y espolvoreamos con el perejil picado. Finalmente, incorporamos las aceitunas marinadas, como decoración.

RECETA 2

  • 3 tomates maduros
  • 400 g. de bacalao desalado
  • ½ cebolla blanca o cebolleta
  • Aceitunas negras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal en escamas
  • Pimienta negra molida

Elaboración paso a paso

Empezamos limpiando el bacalao. Sacamos la piel y pasamos a desmigarlo. Lo reservamos.

Seguidamente pelamos la cebolla y la troceamos en dados pequeños. Haremos lo mismo con el tomate, lo limpiaremos y lo cortaremos en trozos pequeños.

Una vez hecho preparados los ingredientes de esta esqueixada, pasaremos a mezclar el bacalao, la cebolla y el tomate en un bol. Mientras mezclamos vamos añadiendo un chorro considerable de AOVE. Lo guardamos en la nevera 2 horas para enfriarlo.

Cuando ya este frío, emplatamos la esqueixada y añadimos aceitunas negras, sal y pimiento al gusto. Para darle un toque más sabroso, se puede añadir un chorrito extra de AOVE.

RECETA 3

  • 400 g de judías blancas hervidas
  • 200 g de Bacalao desalado
  • 1 tomate grande
  • 1 cebolla grande
  • ½ pimiento rojo
  • 2 huevos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceitunas negras

Elaboración paso a paso

Preparamos el bacalao. En caso de ser salado, se deberá desalar 24 horas antes de la preparación del empedrat. Para desalarlo correctamente, se recomienda cambia el agua cada 3 o 4 horas.

Colocaremos las judías ya hervidas en un colador y las enjuagaremos en agua tibia para sacarles la conserva y las escurrimos. Las reservamos en el colador mientras terminan de secarse.

Colocamos el agua a hervir. Cuando el agua hierva, añadimos los dos huevos y los dejamos 12 minutos. Pasado este tiempo, los escoremos y reservamos.

Luego desmigamos el bacalao previamente limpiado y desalado. Para ello, podemos hacerlo con las mismas manos para sacar las tiras de bacalao y absorba más el aceite. Troceamos el tomate, la cebolla y el pimiento en dados pequeños.

Juntamos las judías, el tomate, la cebolla, el pimiento y el bacalao en un bol. Añadimos las aceitunas y los huevos duros previamente pelados y cortados. Añadimos un chorrito considerable de AOVE y sal al gusto y ¡listo!