¿Conoces estas populares y exóticas flores comestibles?

Responsive image

by Estefanía Grijota
Hay platos que, literalmente, te los comes con los ojos. Tus ganas al ver un plato colorido y repleto de diferentes ingredientes hace que tu apetito y tus ganas de comer de repente se dispare. ¿Verdad? Hoy te presentamos algunos platos muy especiales y originales donde las flores son el ingrediente principal ¡Y comestible!
 

A veces, decorar un plato con flores es muy común, pero lo cierto es que hace mucho tiempo que diferentes países incluyeron este elemento en su cocina tradicional. Por ejemplo, en México, las comunidades indígenas utilizaban todo tipo de flores comestibles para decorar, dar color o aroma y preparar algunas bebidas típicas mexicanas.

El uso de flores comestibles es un arte porque la cuidadosa selección de este ingrediente es importante para resaltar algunas características en el plato. Algunas de ellas son aromáticas, como las hierbas para cultivar en interior, por ejemplo, la lavanda, que es perfecta para los tés, pero algunos pétalos aportan un sabor dulce como la flor de clavel, picante como la flor de rúcula o el amargor de las flores de margarita.

¡Dos flores comestibles que te encantarán!

No hay duda, la posibilidad de agregar fantásticos sabores con una flor es casi infinita, pero es importante decirte que, para consumir una flor, esta debe tener un tratamiento especial para que esté libre de pesticidas o químicos que puedan alterar su características naturales. Ahora, queremos compartir contigo una peculiar lista de las más populares y exóticas.

Al fin y al cabo estamos acostumbrados a comer lo que nos es común: carnes; pescados, frutas, verduras. No es sino en países como China o Indonesia donde se consumen otro tipo de cosas como los insectos.

1. La flor de calabaza

La flor de calabaza es un ingrediente que aparece en muchas recetas italianas y mexicanas. En el lado europeo es más común encontrarlos en ensaladas frescas con vinagreta de cítricos o fritos acompañados de algún queso. En el caso de México, es muy popular encontrar quesadillas o sopa con esta flor, ya que su ligero y dulce sabor complementa platos salados.

Un toque dulce, aparte de sabroso y decorativo que complementará tus platos a la perfección. No tienen por qué ser justo estos platos, pero si te gusta la cocina y te consideras una persona que despliega su creatividad entre los fogones, las flores pueden darte ese toque original que estabas buscando.

2. La flor de Hibiscus

Aunque es originaria de África, es una flor muy común en México, ya que tiene un sabor amargo que complementa muy bien diferentes bebidas y platillos. La forma más popular de consumirla es la famosa agua de jamaica, pero también la podemos encontrar en la gastronomía contemporánea como vinagretas o mermeladas. Es un snack saludable también, solo hay que hidratarlo para intensificar el sabor, luego deshidratarlo, y agregarle jugo de limón y chile en polvo.

Otro plato muy común en México repleto de sabor ¿Te atreves a introducir las flores en tus platos?

Foto principal: Freepik