¡Date un respiro! Los `microdescansos´ aumentan el bienestar y el rendimiento

Responsive image

by María Robert 
En un contexto en el que aumenta la preocupación por la gran carga de trabajo y los largos turnos a los que se enfrentan muchos empleados, un grupo de investigadores ha llevado a cabo un meta-análisis de 22 estudios sobre el tema
 

Algunos se enfrentan a septiembre con un sinfín de propósitos de año nuevo. A la mayoría en cambio, el fin de las vacaciones y el volver a la rutina se les hace verdaderamente cuesta arriba. Una forma de aliviar la carga del trabajo es realizando `microdescansos´, es decir, interrumpiendo la tarea durante aproximadamente 10 minutos. Una revisión de 22 estudios ha determinado que este hábito se asocia generalmente con una reducción de la fatiga y un aumento del vigor.

La investigación, liderada por Patricia Albulescu, de la Universidad Occidental de Timioara (Rumanía), y publicada sacada a la luz en la revista `PLOS ONE´ parte de la base de que los efectos potenciales de los procesos de recuperación durante la jornada laboral siguen sin estar claros.

Sin embargo, según apuntan los investigadores, aumenta la preocupación por la gran carga de trabajo y los largos turnos a los que se enfrentan muchos empleados actualmente en activo. Para mejorar la comprensión, Albulescu y sus colegas llevaron a cabo un meta-análisis de 22 estudios de 19 manuscritos publicados en los últimos 30 años, los cuales examinaron los beneficios potenciales de tomar `microdescansos´ de las tareas asignadas.

Las tareas variaban entre los experimentos e incluían simulaciones de trabajo, tareas reales relacionadas con el trabajo y pruebas cognitivas no relacionadas con el trabajo. Los tipos de descansos también variaron, incluyendo descansos físicos, actividades relajantes y actividades más atractivas, como ver vídeos.

Tareas más exigentes, pausas más largas

El análisis estadístico de los resultados combinados del estudio reveló una asociación general entre las micro pausas, niveles más altos de vigor y menor fatiga en los participantes, lo que sugiere que las micro pausas pueden contribuir al bienestar.

En cambio no se encontró ninguna asociación general entre las micro pausas y un mejor rendimiento en las tareas, sin embargo, al analizar los datos con más detalle, los investigadores descubrieron que las pausas más largas tendían a estar relacionadas con un mejor rendimiento, especialmente en las tareas creativas o administrativas, pero no tanto en las tareas más exigentes desde el punto de vista cognitivo.

Según destacan, sus resultados apoyan las micro pausas como estrategia potencial para impulsar el bienestar en el lugar de trabajo. Ahora bien, en lo que respecta al rendimiento laboral, pueden ser necesarias pausas más largas para recuperarse de las tareas más exigentes desde el punto de vista cognitivo. En futuras investigaciones se podrían estudiar pausas más largas, así como abordar otras cuestiones pendientes, como las actividades óptimas a realizar durante una micro pausa.

Los autores añaden que sus "resultados revelan que los `microdescansos´ son eficaces para preservar los niveles de vigor y aliviar la fatiga".