¿Antojo de tarta? Prueba con la de manzana, una idea dulce y saludable

Responsive image

by Merce Rey 
Esta propuesta siempre viene bien cuando tenemos el antojo de ingerir algo goloso, pero buscamos que sea sano a la vez.
 

La tarta de manzana es una de esas recetas que nos acompañan toda la vida y que va pasando de generación en generación sin llegar a perder su esencia. Va bien con el desayuno, con la merienda e incluso como postre después de un plato principal. En el caso de que vayas a tener una visita en casa y no te dé mucho margen de maniobra para hacer una más elaborada o a salir a la confitería a comprar una, aprovecha para sorprender con una de este tipo. Tú eliges si compras el hojaldre o te animas a hacerlo, o de lo contrario prescindes de él y apuestas por hacer una masa con harina, huevos, azúcar, leche y mantequilla. También sirve la versión en bizcocho, tartaletas, la crumble, aquella cuya textura es más crujiente o la conocida como apple pie, que lleva masa quebrada en su base y en su parte superior. Admite flan, natillas, crema pastelera, yogur, leche condensada, canela, etc. Hasta puedes acompañarla de otras frutas como las peras o de frutos secos como las nueces o almendras. Se puede hacer al horno, en el microondas o incluso en la sartén.

¿Qué variedad de manzana es la más adecuada? A la hora de seleccionarla escoge una que no esté muy verde ni tampoco muy pasada. Cuando vayas a hacer la compra, fíjate en las Golden, las Reinetas, Royal Gala o Pink Lady, por ejemplo. Aunque no tienes por qué utilizar la misma siempre, ya que puedes mezclar tipos diferentes, así realzarás su sabor. Comenzamos nuestra selección con una tarta de manzana de toda la vida. Aquella para la que se necesita realizar una masa en la que posteriormente integrar las láminas de la fruta. Esta se decora con mermelada. En el canal de Miss Pimienta te guían paso a paso en su elaboración.

Tarta de manzana clásica

Ingredientes

  • Cuatro manzanas.
  • Dos huevos.
  • 200 ml de leche.
  • 175 g de azúcar.
  • 150 g de harina.
  • 50 g de mantequilla.
  • Mermelada de melocotón o albaricoque.
  • Sal.

Elaboración:

Engrasa el molde que vayas a utilizar con mantequilla y coloca en su base un trozo de papel de horno. Después pela tres manzanas, corta los gajos en trocitos y pásalos para un recipiente. Vierte sobre ellos la mantequilla derretida, el azúcar, los huevos y la leche. Tritura todo con una batidora hasta obtener una mezcla sin grumos. Agrega la harina y una pizca de sal y continúa batiendo. A continuación, pela la manzana que te haya sobrado y córtala en láminas finas. Una vez que termines deposita la masa en el molde y decora con las láminas de manzana. Llévala tu tarta al horno, que deberá estar precalentado a 180 ºC, y déjala allí durante 50 minutos. Por último, deja que se enfríe del todo antes de echar la mermelada por encima.

Pero no hace falta que hagas un postre enorme si no sois muchos a comer o tienes miedo que se te estropee. Para eso están las tartaletas, pequeñas porciones de hojaldre a las que incorporar la manzana. Puedes echarle crema o prescindir de ella. En vez de darles forma rectangular o circular, atrévete con el formato floral, tal y como sugieren en Citlalli Barberis Nutrición x Sabores de mi Huerto. Así no sólo conquistarás a tus comensales por el estómago, sino por la carta de presentación.

Tartaleta en flor de manzana

Ingredientes

  • Manzanas.
  • Hojaldre.
  • Mantequilla.
  • Azúcar moreno.

Elaboración:

Extrae el corazón de las manzanas con un cuchillo u utensilio especial y córtalas en láminas finas. Resérvalas dentro de un bol mientras estirar el hojaldre con un rodillo. Haz tiras un poco gruesas, píntalas con mantequilla derretida y espolvorea un poco de azúcar por encima. Seguidamente, coloca las manzanas en la parte superior dejando libre la inferior, echa un poquito más de azúcar y envuélvelas con la masa y enróllalas. Cuando las tengas listas ponlas en una fuente apta para horno, echa un poco de mantequilla y de azúcar sobre ellas. Hornéalas hasta que veas que están doradas. En el momento de emplatar decóralas con azúcar glas y si lo deseas acompáñalas de unos frutos rojos.

Para terminar con la lista de sugerencias vamos con una tarta un poco más consistente para la que además de tener que hacer la masa hay que preparar una crema. A diferencia de las anteriores, esta lleva un poquitín más de tiempo y requiere unos pocos más ingredientes. Se trata de la tarta tornado de manzana. En el videotutorial Anna recetasfaciles enseñan todo el proceso.

Tarta tornado de manzana

Ingredientes

  • Dos manzanas.
  • Dos huevos y dos claras.
  • Un limón.
  • 160 ml de leche
  • 250 g de harina.
  • 150 g de azúcar.
  • 8 g de levadura química.
  • Sal.

Para la crema pastelera:

  • 2 yemas de huevo.
  • 250 ml de leche.
  • 60 g de azúcar.
  • 30 g de maicena.

Elaboración:

Comienza con la crema pastelera. En un cazo echa leche fría y la maicena, remueve todo con unas varillas y agrega el azúcar y dos yemas. Vuelve a batir y ponlo al fuego sin dejar de remover. En el momento que la mezcla espese, retírala del fuego y vuélcala para un plato, extiéndala y tápala con un film. Luego, precalienta el horno a 180 º C. Coge un molde, cúbrelo con un papel de horno previamente mojado, prepara las manzanas y córtalas en láminas. Resérvalas y ponte con la masa, casaca dos huevos para un bol, incorpora las claras de antes, el azúcar, una pizca de sal, la ralladura de la piel de un limón y el zumo del mismo. Tritura la mezcla con unas varillas eléctricas y a continuación agrega la harina tamizada junto con la levadura. Vuelve a batir para integrarlas. Después, añade la manzana y remueve con un utensilio. Pásala para el molde y antes de meterla tendrás que recubrirla con la crema. Para que te resulte más fácil el proceso métela dentro de una manga pastelera. Finalmente, hornéala durante 45 minutos a 180 ºC. Puedes decorarla con un poquito de azúcar glas.

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Didi Miam en Unsplash.