5 formas de reforzar en casa lo aprendido en la guardería

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Con el curso recién empezado y con unas tardes todavía largas que animan a disfrutar del tiempo de ocio, los juguetes de madera son, por sus características, los aliados perfectos para reforzar e interiorizar todo lo que nuestros peques aprenden en las escuelas infantiles tanto de primer como segundo ciclo, así como para desarrollar muchas habilidades.
 

WOOMAX, la marca española de juguetes de madera educativos de COLORBABY, te propone 5 razones por las que elegir juguetes de madera:

1. Los juguetes de madera favorecen la concentración

El hecho de que sean de madera ayuda a generar un entorno más natural, que hará que tanto el cuerpo como la mente de los niños se sientan más a gusto y les ayudará a superar sentimientos negativos como la frustración.

En ese entorno agradable, ofrecerles juguetes de madera con formas simples y geométricas, como por ejemplo los cubos de madera, favorecerá su estimulación. Y es que a esas edades tan tempranas, los más pequeños asocian las líneas sencillas con ideas como estabilidad o adaptabilidad, por lo que son perfectos para ayudarles a desarrollar todo su potencial.

2. Los juguetes de madera ayudan a desarrollar la habilidad motriz de los niños

Con este tipo de juguetes ayudaremos a los más pequeños a reforzar la coordinación ojo-mano y sus habilidades manuales, así como a entrenar la musculatura tanto de dedos, manos y brazos. Anímalo a construir con bloques o torres, de esta forma le ayudarás en su razonamiento espacial, ya que deberá fijarse en la distancia y la colocación de cada pieza. Por otro lado, está demostrado que los puzzles de madera aumentan la capacidad de los niños para solucionar problemas.

Y es que, jugar con juguetes de madera es bueno para las habilidades motoras finas, ya que gracias a sus diferentes formas y tamaños, los más pequeños adquieren tanto destrezas como la coordinación precisa para manipular con los objetos.

3. Los juguetes de madera grandes aliados de asignaturas como matemáticas y lengua

Si los pequeños están empezando a familiarizarse en su centro educativo con los números y las letras, jugar en casa con juegos de madera podrá ayudarle en este aprendizaje. En este sentido, con este tipo de juegos pueden poner en práctica diversos conceptos matemáticos como contar, clasificar por tamaños o formas, así como comprender otros conceptos como el equilibrio o el volumen.

Además de las matemáticas, con los juguetes de madera podemos animar a los pequeños a aprender y a decir los colores, las formas e incluso palabras relacionadas por lo que aumentará su vocabulario y su capacidad de expresión.

4. Los juguetes de madera potencian la imaginación y la creatividad

Este tipo de juguetes ofrecen múltiples opciones de juego. Una de ellas es el juego libre, donde la imaginación y la diversión son los protagonistas al no existir normas ni pautas. Y es que un bloque de madera es, por ejemplo un elemento sencillo que ayuda a los niños a desarrollar sus capacidades imaginativas innatas. De repente ya no es un bloque de madera, son casas, coches, un barco o comida. Imaginación al poder.

Además de las figuras geométricas y los bloques de madera, el aprendizaje se puede reforzar con juegos de madera simbólicos. Algunos ejemplos son las cocinitas de madera o la caja de herramientas.

5. Los juguetes de madera crecen con los niños y se adaptan a su etapa madurativa

Otra de las grandes ventajas de los juguetes de madera es que se adaptan a la etapa madurativa de cada niño, ya que este en un primer momento jugará de una forma y a medida que vaya creciendo, irá encontrando otras formas distintas de jugar. Llegando incluso a incorporar escenarios más complejos: geometría, física o incluso para la resolución de problemas.