Claves detox para afrontar el otoño más joven y guapa

Responsive image

by Sonia Baños
Hemos tenido poco más de un mes para adaptarnos a la rutina tras las vacaciones. Colegios, adaptación a los nuevos horarios, trabajo, niños… pero, ¿te has preocupado por tu salud y tu belleza? Hoy en esvivir.com te damos unos trucos detox para que la adaptación a la rutina y al otoño sea mucho más fácil.
 

Después de los excesos y de intentar ponerte al día rápido y casi sin pensarlo, llega el momento de ocuparte de ti. Se trata de poner el contador de la piel y nuestro organismo a cero para encarar estos meses de otoño e invierno de la mejor manera posible. Para ello, mejora tu condición física, elimina algunos kilos, cárgate de vitalidad y cuídate por dentro y por fuera.

Claves para empezar de 0

  1. Plantéate, y esta vez de verdad, adquirir nuevos hábitos de vida. Incorpora el deporte de forma regular a tu vida. Escoge disciplinas que te ayuden a evadirte también mentalmente, además de fortalecer músculos y eliminar calorías.

  2. Haz una limpieza mañana y noche a diario de tu piel. La rutina de limpieza es el verdadero secreto para una piel joven y bella. Lava tu rostro al levantarte y también antes de acostarte.

  3. Deja de una vez por todas el tabaco. Llega el momento de decirle no a este nada saludable hábito que vuelve tu piel gris y opaca. Además, la nicotina rompe las fibras de colágeno y elastina de la piel, volviéndola más seca y deshidratada.

  4. Planifica tus comidas para evitar caer en la tentación. Evita improvisar y escoge alimentos saludables que te aporten todos los nutrientes que tu cuerpo necesita. Es imprescindible que en ese menú aparezcan alimentos con fibra que te ayuden a saciarte y a limpiar tu organismo.

  5. Dormir correctamente y, por lo menos, 8 horas al día es imprescindible. Mientras duermes, los tejidos se reparan y la piel se regenera. Además, la falta de sueño puede ocasionar problemas físicos y emocionales.

  6. Incorpora alguna disciplina que te ayude a cuidar tu mente diariamente. El yoga, por ejemplo, te ayuda, además de a estirar los músculos, a liberar emociones, evitar el insomnio, a fortalecer los huesos y a mejorar la circulación sanguínea.

  7. Pinta mandalas de forma regular. Es increíble la cantidad de beneficios que te aporta este hecho. Parece simplemente un juego de niños, pero pintar mandalas desarrolla tu creatividad, fortalece la concentración, disminuye el estrés y elimina la ansiedad. Cada vez que pintas un mandala lograr una increíble sensación de bienestar general.

  8. No solo se trata de cuidar tu cuerpo, hacer una limpieza general a tu hogar te ayudará a sentirte más estable, tranquila y feliz. Piensa que si lo de fuera está bien, tú por dentro también lo estarás.

  9. Date baños relajantes al menos una vez por semana. Añade al agua un puñado de sal marina y algunas gotas de aceite esencial para desintoxicar cuerpo y mente. El resto de días, date duchas a la escocesa alternando agua caliente y fría sobre determinadas zonas del cuerpo para mejorar la elasticidad de la piel y tonificar.