Claves para entender por qué el cerebro (casi) nunca descansa

Responsive image

by María Robert
Un estudio recién publicado indica que en realidad el cerebro no puede estar todo el rato sin descanso, y que necesita ‘desconectarse’ de vez en cuando
 

Generalmente nuestra mente está llena de pensamientos cuando estamos despiertos. Uno puede llevar a otro, relevante para lo que hacemos o no, fluctúa entre nuestra vida interior y el entorno exterior. Sin embargo, ¿cómo puede el cerebro mantenerse sin descanso constantemente?

Un estudio recién publicado en la revista ´Proceedings of the National Academy of Sciences´ indica que en realidad no puede, y que nuestro cerebro necesita `desconectarse´ de vez en cuando; experimentar la expresión de `poner la mente en blanco´.

Investigadores de la Universidad de Lieja y EPF Lausanne y la Universidad de Ginebra analizaron un conjunto de datos recopilados previamente donde los participantes sanos informaban su estado mental antes de escuchar una sonda auditiva (pitido) mientras descansaban en el escáner de resonancia magnética. Las opciones fueron entre percepciones del entorno, pensamientos dependientes de estímulos, pensamientos independientes de estímulos y ausencias mentales.

Se recogieron imágenes funcionales durante este método de muestreo. Los investigadores encontraron que los episodios de `mente en blanco´ fueron un fenómeno extraño en comparación con los otros estados, y que también reaparecían escasamente a lo largo del tiempo.

Un estado parecido al sueño profundo

Usando el aprendizaje automático, los investigadores descubrieron además que nuestros cerebros durante los episodios de `mente en blanco´ se organizaron de una manera en la que todas las regiones del cerebro se comunicaban entre sí al mismo tiempo. Este patrón cerebral ultraconectado se caracterizó además por la alta amplitud de la señal global de resonancia magnética funcional, que es un indicador de baja activación cortical.

En otras palabras, cuando informamos que la mente está en blanco, nuestros cerebros parecen estar en un modo similar al del sueño profundo, solo que estamos despiertos.

"La `mente en blanco´ es un estado mental relativamente nuevo dentro del estudio de la cognición espontánea. Abre vías emocionantes sobre los mecanismos biológicos subyacentes que ocurren durante la vida de vigilia. Después de todo, es posible que los límites del sueño y la vigilia no sean tan discretos como parecen", afirma el investigador principal, Demertzi Athena.

Los investigadores afirman que el perfil neurofuncional rígido de la `mente en blanco´ podría explicar la incapacidad de informar del contenido mental debido a la incapacidad del cerebro para diferenciar las señales de manera informativa. Mientras se espera que se esclarezcan los mecanismos subyacentes, este trabajo sugiere que pueden ocurrir eventos mentales instantáneos no reportables durante la vigilia, dejando la `mente en blanco´ como un estado mental prominente durante la experiencia en curso.