Cómo tratar la conjuntivitis en los niños

Responsive image

by Sonia Baños
Que tus hijos sufran conjuntivitis es algo mucho más común de lo que pensamos. El contacto con otros niños en el colegio, en el parque o en las actividades extra-escolares hacen que esta afección la sufran con asiduidad nuestros pequeños. Hoy en esvivir.com te contamos cómo tratarla de forma natural.
 

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana que recubre el ojo y el interior del párpado. A menudo se produce como resultado de una infección bacteriana o viral, pero también puede ser causada por alergias o irritación.

Los síntomas de la conjuntivitis incluyen ojos rojos, enrojecimiento, secreción, picazón, sensación de cuerpo extraño en el ojo, hinchazón de los párpados, fotofobia y dolor. La conjuntivitis es más usual en los niños de 6 meses a 2 años de edad, pero puede afectar a cualquier persona.

Tratamientos naturales para la conjuntivitis

Si tu hijo tiene conjuntivitis, es importante que consultes al pediatra u oftalmólogo. Generalmente, el tratamiento para acabar con esta afección suele incluir el uso de gotas o ungüentos para los ojos. No obstante, puedes ayudarte de remedios naturales que ayudan a aliviar los síntomas y a acabar con la conjuntivitis más rápido.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un potente antibacteriano y antiviral que puede ser utilizado para tratar la conjuntivitis. Para usarlo, aplica unas gotas de aceite de árbol de té en un algodón y limpia suavemente el ojo afectado. Hazlo varias veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

Caléndula

La caléndula es una hierba medicinal que se ha utilizado durante siglos para tratar la conjuntivitis. Tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, y antimicrobianas que pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar el proceso de curación. Para hacer una compresa de caléndula, hierve unas cuantas flores de esta planta en una taza de agua durante 10 minutos. Luego, cuela la infusión y deja que se enfríe. Aplica la compresa tibia sobre el ojo afectado durante 10 minutos. Hazlo varias veces al día, verás cómo rápidamente desaparecen los síntomas.

Aloe vera

El gel de aloe vera es conocido por sus propiedades curativas, entre ellas la de tratar la conjuntivitis, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Para usarlo, aplica un poco de gel de aloe vera en un algodón y límpialo suavemente en el ojo afectado. No laves los ojos de tu pequeño durante una hora después de aplicar el gel. Hazlo varias veces al día.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia conocida por sus potentes propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales. Para hacer una pasta de cúrcuma, mezcla una cucharadita de esta especia en polvo con unas gotas de agua tibia. Aplica la pasta en el ojo afectado y deja que se seque. Lava los ojos con agua fría después de 20 minutos.

Jugo de cebolla

El jugo de cebolla contiene compuestos sulfurados que tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. El jugo de cebolla también puede ayudar a aliviar la picazón y la irritación. Exprime el jugo de una cebolla y ponlo en un algodón. Limpia suavemente en el ojo afectado.

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, especialmente efectivas para aliviar los síntomas de la conjuntivitis. Para hacer una compresa de hierba de San Juan, hierve unas cuantas hojas de esta planta en una taza de agua durante 10 minutos. Luego, cuela la infusión y deja que se enfríe. Aplica la compresa tibia sobre el ojo afectado durante 10 minutos.