Este es el significado de observar la luna en la espiritualidad

Responsive image

by Estefanía Grijota
La luna nueva es el comienzo del ciclo lunar y puede marcar un “punto de partida” mensual para nuestras intenciones. Este es un momento para visualizar el próximo mes y liberar los resultados adjuntos al "producto final" de lo que quieres de la vida
 

En los primeros días 1 de cada mes, puedes hacerte preguntas como: ¿Qué semillas estoy plantando actualmente en este momento? ¿Hay algún proyecto o práctica de cuidado del alma para comenzar este mes?

La luna nueva es un momento para honrar y contemplar tu vida interior y tu proceso interno. Es un momento en el que se intensifica nuestra intuición, así que honra esta energía con prácticas más suaves y contemplativas. Actividades como un baño a la luz de las velas, la danza extática, el yoga restaurativo, la pintura con acuarela y la escritura creativa ayudan a desarrollar y honrar la intuición durante este tiempo.

Una práctica de observación lunar para desarrollar la intuición

La luna llena es el punto medio del ciclo lunar, marcando la expresión completa de nuestras intenciones. Este es un momento en el que el drama, el caos o el estrés pueden tomar el control si no está al tanto de sus desencadenantes y condiciones actuales. Cuando estamos fatigados o desequilibrados, la energía de la luna llena puede aumentar la reactividad y la sensibilidad.

Las prácticas de puesta a tierra como el trabajo de respiración, el ejercicio, la alimentación adecuada, el descanso y las actividades creativas nos permiten sintonizarnos con nuestros cuerpos, despejar nuestras mentes e inspirarnos en lo que amamos. Una simple pregunta: ¿Qué puedo liberar? mantendrás tu intuición aguda durante este tiempo.

Sea testigo de la luna que cambia de forma como su ancla. Con el tiempo y con dedicación, tus intenciones alineadas con la luna se transformarán en rituales sagrados. Tus prácticas conmovedoras se magnifican bajo la guía del llamado de la luna. Poco a poco, capa por capa, se desprenden hábitos obsoletos. Tu verdadera naturaleza se expande y los peldaños en el viaje de tu vida aparecerán claramente.

Esta práctica se puede realizar en cualquier etapa del ciclo lunar. Solo necesitas un lugar para sentarte o acostarte cómodamente, y un bolígrafo o lápiz y un diario. Descansa con cada uno de estos pasos durante el tiempo que consideres necesario y útil.

Mira la luna o visualiza la luna delante de ti

Suaviza todo tu cuerpo, respira profundamente y da la bienvenida en una sensación de liberación. Establece la intención de eliminar los bloqueos y las percepciones y perspectivas negativas de tu forma de pensar. Ábrete a alinearte con tu ser más elevado y equilibrado, y saluda a la luna como guía en este proceso.

Observa cualquier forma, sonido, impulso interno, símbolo o mensaje que pueda surgir en este estado meditativo.

Cuando estés lista, completa las siguientes indicaciones, permitiendo que las respuestas provengan de tu centro. Puedes optar por escribir un diario extenso o mantener tus respuestas de forma más breve.

Me conecto con…

Siento…

Me siento inspirada por…

Amo…

Hablo…

Siento…

Soy...

Foto principal: Pexels