`Yerma´, el trágico personaje de García Lorca, resucita encarnada por María Hervás

Responsive image

by María Robert 
Esta obra muestra el conflicto interno de una mujer que no consigue ser madre, impulsado por la frustración y el instinto maternal de la protagonista
 

El Centro Dramático Nacional alberga hasta el 22 de enero en la Sala Grande del Teatro María Guerrero el espectáculo Yerma, la nueva versión de la tragedia de Federico García Lorca, dirigida por Juan Carlos Martel Bayod. Producida por el Teatre Lliure, con espacio escénico de Frederic Amat y música de Raül Refree, la pieza se estrenó el pasado noviembre en Barcelona suscitando el aplauso generalizado de la crítica, que destacó la delicadeza de la puesta en escena, la mirada novedosa del director y la impecable interpretación de la protagonista, María Hervás.

Yerma, una de las piezas más aclamadas de García Lorca, escrita en 1934, es una de las obras que forma parte de la trilogía rural que el granadino escribió junto con Bodas de sangre (1933) y La casa de Bernarda Alba (1936) y que relatan una serie de tragedias que unen mito, poesía y realidad a través de diferentes retratos de la mujer a la vez oprimida y liberada.

La obra cuenta la historia de un conflicto interno generado por la imposibilidad de la protagonista de convertirse en madre. El personaje encarna así la lucha contra la represión y obligación impuestas en una sociedad en la que la casa y los hijos son las principales funciones de una mujer, y aborda reflexiones en torno a la presión social, la maternidad, las apariencias o la fatalidad del destino.

El grito de la libertad

El director del Teatre Lliure, Juan Carlos Martel Bayod, lidera la primera producción propia que esta institución catalana hace de una pieza del autor granadino, en la que ha contado con Frederic Amat en el diseño del espacio escénico y Raül Refree en la creación de la música.

"Es una canción de cuna y el público, la criatura a la que se canta", afirma Martel Bayod aclarando que se trata de una obra cuyo objetivo es expresar la realidad más cruda a través de "esa primera lección de historia de España". "Yerma no amenaza o asusta, sino que nos echa en medio de la escena, indefensos contra las realidades de una mujer a quien le brota la vida por todos sus poros y que solo encuentra muerte", concluye Martel Bayod.

El papel de Yerma, la protagonista, está encarnado por María Hervás, a quien acompañan en el reparto Joan Amargós, David Menéndez, Bàrbara Mestanza, Marta Ossó, Isabel Rocatti y Yolanda Sey.