Crematomanía, la obsesión enfermiza por el dinero

Responsive image

by J.Lizcano
Habíamos oído hablar de personas que son adictas a las compras, al deporte o al juego, pero ¿sabes qué existen personas que son adictas al dinero? Esta obsesión se conoce como crematomanía.
 

El deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas, por convertirse en el famoso personaje de dibujos animados "tío Gilito" se está convirtiendo en una patología difícil de tratar. Sobre todo, porque ese ansia y ese afán por acumular dinero y el consiguiente aumento de la cuenta corriente está provocando en esas personas que antepongan cualquier cosa, incluidos amigos, familiares o trabajo. Es cierto que a todos nos gusta tener dinero, no tener quebraderos de cabeza para llevar a final de mes y poder disfrutar de la solvencia que nos proporciona tener dinero. Pero llevado al extremo se puede convertir en una patología.

Los griegos se referían a la crematomanía (khrematos: dinero, riqueza, posesiones; y manía: estado obsesivo), para definir esa enfermedad que, bajo un impulso obsesivo, solo piensa en acumular bienes y riqueza. Los expertos señalan que este trastorno monetario (sí, aunque suene raro existen enfermedades relacionadas con el dinero), presenta una gran comorbilidad, o morbilidad asociada, de ahí que la persona que sufre crematomanía pueda presentar otro tipo de trastornos, entre ellos, la adicción al juego, las compras compulsivas o trastornos relacionados con la acumulación. Además de comportamientos adictivos, depresión o abuso de sustancias.

crematomania-la-obsesion-enfermiza-por-el-dinero

Causas

Ya hemos visto que la crematomanía está relacionada con trastornos que tienen que ver con la adoración al dinero y el ansia por acumular dinero y riquezas, siendo esa acumulación de riquezas el motor de su vida y la razón de ser de esa persona, dejando de lado sus relaciones personales o anteponiéndolo a otras necesidades. Porque la persona que sufre este trastorno considera que la única forma de conseguir el éxito y el reconocimiento social es por medio del dinero.

Por ese motivo, igual que hay personas que no pueden controlar su adicción al juego o a las compras, existen personas que no pueden controlar su adicción al dinero. De hecho, la persona crematomaníaca no puede dejar de hacer lo que hace, por lo que, en la mayoría de las ocasiones, la persona que sufre este trastorno no darse cuenta de su problema.

crematomania-la-obsesion-enfermiza-por-el-dinero

Y aunque no existe un criterio diagnóstico, sí podemos enumerar algunos síntomas relacionados con la crematomanía:

- Necesitan, siempre, más de lo que tienen.

- Miden su éxito y el de los demás por el dinero y tienen pensamientos obsesivos relacionados con el dinero y las riquezas.

- Buscan, constante y obsesivamente, el reconocimiento social. De ahí que sientan aversión y resentimiento hacia las personas con éxito, incluso aunque no las conozcan.

- Toda su vida y todo lo que hacen al cabo del día gira en torno al dinero.

- La persona crematomaniaca está insatisfecha con su vida lograda.