Cuida de tus labios también en verano, sobre todo si vas a la playa

Merce Rey

El agua del mar, los rayos solares y la brisa marina podrían resecarlos. Lleva siempre contigo un protector solar labial y ten a mano tu botella de agua.

10/07/2024

La época estival invita a pasar más tiempo al aire libre, pero al igual que protegemos la cara, nuestras manos y pies cuando hace frío, debemos de seguir cuidando nuestros labios cuando las temperaturas están en ascenso porque esta parte del cuerpo continúa siendo sensible y sigue estando expuesta a ...

La época estival invita a pasar más tiempo al aire libre, pero al igual que protegemos la cara, nuestras manos y pies cuando hace frío, debemos de seguir cuidando nuestros labios cuando las temperaturas están en ascenso porque esta parte del cuerpo continúa siendo sensible y sigue estando expuesta a la climatología exterior. Si vas a la playa, a la piscina o a dar un paseo por una zona verde, aplícate un bálsamo labial con protección solar antes de salir de casa y renuévalo de vez en cuando. Bebe agua con cierta frecuencia para evitar que los labios se resequen y lleva puesto un gorro, un sombrero o una gorra para evitar la exposición directa al sol. El contacto con el agua de mar, los rayos solares y la brisa marina pueden hacer que estén más resecos e irritados de lo habitual, por lo que deberías utilizar un cacao labial para mantenerlos hidratados. Evita morderlos y retirar las pielecillas que pudiesen aparecer porque podrían sangrar, agrietarse, dar pie a que se formasen heridas y se irritarían todavía más. 

Toma medidas

En caso de usar un pintalabios sería aconsejable que extremases la higiene, lavándolos bien con agua y jabón o empleando un producto desmaquillante para quitar los restos de maquillaje. Una vez que veas que en el labio comienzan a aparecer heridas o manchas inusuales, deberías consultar con un profesional para que te oriente sobre qué hacer en cada caso. Marca un día en tu calendario para exfoliar tus labios y así eliminar las pieles muertas. Después de limpiarlos debidamente, echa un producto indicado para la exfoliación sobre un algodón y aplícalo de forma suave sin ejercer presión. Tras este paso, aclara con agua tibia y seca con una toalla, sin llegar a frotar. Si te animas, haz tu propio ungüento casero para devolverle la suavidad a tus labios. Prueba a preparar un exfoliante casero. Para ello mezcla el azúcar y el aceite a partes iguales y extiende el preparado sobre la zona, masajéala, retíralo con agua tibia y seca tus labios con una toalla suave, según indican en la página web de dosfarma.com. Tras aplicar este producto sería aconsejable que lo hidratases con un bálsamo labial, tal y como señalan en la web anterior. La alimentación es fundamental para que esta parte del rostro esté hidratada y así evitar la sequedad bucal. Frutas como la piña, la sandía, el melón, las uvas o las naranjas están compuestas en su mayor parte por agua, por lo que son un alimento excelente y nutritivo para esos días en los que el calor va en aumento. Por su parte apuesta por incluir en tus ensaladas verduras como lechuga, la rúcula o la acelga u hortalizas como el tomate, el pepino o los espárragos, ya que son otros comestibles que deberías introducir en tu dieta para contrarrestar las altas temperaturas y mantener una buena hidratación.

 

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Ron Lach.

Para que la relación de pareja mejore con los años
Qué es el skin dieting del que todo el mundo habla
¿Cómo funciona el cerebro cuando nos `enamoramos´?

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts

¿Quieres escuchar nuestros podcast ? Únete a nuestra comunidad y sumérgete en un mundo de inspiración y empoderamiento para la mujer moderna.

Las últimas tendencias en salud, maternidad, viajes, cultura y feminismo en nuestra revista.

Acceso a noticias y newsletters exclusivas

Descarga de materiales únicos, como webinars, podcasts o vídeos

¿Te lo vas a perder?

Acceder