Consulta a un psicólogo. Es el profesional adecuado para tu problema

Responsive image

24-09-2020 by Carmen Reija-farmacéutica y divulgadora sanitaria
Ha llegado septiembre y, como casi todo en este año 2020, nos sentimos raros. Se combinan el final de las vacaciones, el miedo a covid-19 y la incertidumbre respecto al futuro, formando un coctel difícil de gestionar. Acudir a una consulta psicológica puede ayudarte.
 

Una etapa complicada

Mantenerse "mentalmente" saludable en esta estresante etapa resulta difícil y puede abocarnos a un sufrimiento psicológico difícil de controlar. En los momentos de confinamiento que hemos vivido y la posterior situación vital, cualquier patología previa (ya sea física o psíquica) ha podido verse exacerbada y, además de mantener el tratamiento pautado anteriormente, puede ser necesario un apoyo adicional que el especialista debe indicar.

No tengas miedo a pedir ayuda al especialista

Los problemas psicológicos pueden aparecer a cualquier edad, incluso, aunque parezca extraño, entre los niños. Es importante tenerlo en cuenta y comprender que ciertas situaciones pueden hacer necesario acudir a una consulta psicológica. Afortunadamente se ha ido perdiendo el miedo a acudir al psiquiatra o al psicólogo, pero aún existe un grupo amplio de pacientes que se muestran reticentes a visitar este tipo de consultas, aunque no tengan demasiado claros sus propios motivos personales.

Un psicólogo es un especialista que se dedica a ayudar al paciente a superar las situaciones que le provocan malestar emocional y se centra en la aplicación de diferentes terapias. Son tratamientos con eficacia comprobada y cuyos resultados están bien contrastados.

¿Cuándo debo acudir al psicólogo?

Diferentes expertos en la materia y la Asociación Americana de Psicología (APA) señalan varias razones que deberían animarnos a acudir a una consulta de psicología. Entre otras, destacaría que:

  1. Si hemos vivido una situación que nos resulta traumática y que nos genera un malestar emocional que no logramos superar (la muerte de un familiar, una separación, la pérdida del trabajo, etc.).
  2. Si realizamos conductas nocivas como beber alcohol en exceso, consumir drogas, apostar compulsivamente, acciones agresivas, etc. que pueden perjudicarnos a nosotros mismos o a los demás.
  3. Si vivimos obsesionados con que va a suceder algo malo, nos sentimos nerviosos o excesivamente preocupados.

Muchas de estas situaciones están produciéndose en este momento. Estamos preocupados por la pandemia, nos sentimos nerviosos con las medidas que debemos adoptar, hemos padecido la muerte de algún ser querido, etc. O todas a la vez. Es posible que necesitemos ayuda profesional.

Confía en el profesional

Cuando acudes a un psicólogo especialista en salud mental (y a cualquier otro relacionado con tu salud) es importante que te sientas cómodo con él. Se supone que tu recuperación se basa en la confianza y no es posible confiar en alguien que te genere dudas o incomodidad. Acudir a alguien conocido podría considerarse una buena solución porque puede facilitar la comunicación entre vosotros si te convences de que no va a contar nada de lo que habléis en las sesiones (forma parte de su actividad profesional mantener el secreto de vuestros contactos).

No desesperes. Lo que estás viviendo constituye una reacción ante lo sucedido. Pero no debes obviar ese malestar que padeces. Consulta a tu médico y, si es necesario, no descartes pedir cita con un psicólogo. No te arrepentirás.