Viajando por el espacio con la colección futurista de Júlia G Escribà

Responsive image

by Anna León 
La diseñadora barcelonesa, considerada la más joven que ha pisado la pasarela de la 080 Barcelona Fashion, deslumbra con su colección termorreguladora JGE Future Term, certificada por la NASA
 

A simple vista, hemos visto modelos desfilando ataviados con prendas muy personales, de líneas rectas y andróginas, en tonos tierra y piedra. Lo que no se ve son las horas, días y semanas de trabajo empleadas en el diseño de prendas sobre tejidos "inteligentes", que se adaptan al microclima del organismo -absorben, mantienen y liberan calor-, creando un 25% más de confort térmico que una pieza de ropa estándar. Así es la colección termorreguladora JGE Future Term, creada por la barcelonesa Julia G Escribà. Una colección certificada por la NASA, cuyo propósito principal es proteger a los astronautas de las fluctuaciones extremas de temperaturas existentes en el espacio.

Escribà tenía 15 años cuando se empezó a interesar por los tejidos termorreguladores que emplean los hombres y mujeres del espacio para mantener la temperatura corporal en circunstancias adversas, con menos capas de ropa. Cinco años después, su colección ha debutado en una pasarela internacional como la 080 Barcelona Fashion, reconvertida en evento 100% digital, dadas las circunstancias sanitarias.

Colecciones atemporales

La idea de esta colección termorreguladora se materializó el año pasado, cuando se presentó al programa Reimagine Textile, impulsado por Eurecat, el TecnoCampus Mataró y el Centre de Recerca i Transferència de Tecnologia Tèxtil de Canet de Mar. Fue entonces cuando se contactó y firmó un contrato de uso de la patente termorreguladora Outlast para la NASA, con la empresa Outlast Technologies. La colección JGE Future Term es el primer paso de nuevas colecciones urbanas y atemporales (se pueden llevar en cualquier momento, sean cuales sean las condiciones meteorológicas) que la diseñadora lanzaría en breve.

Moda con valores

Algo está cambiando en la industria de la moda, cuando jóvenes diseñadores saborean las mieles del triunfo apostando por la sostenibilidad y el uso de tejidos naturales -básicamente algodón- en lugar de fibras sintéticas. Creadores que se decantan por tejidos smart (inteligentes) que permitan llevar menos capas y tener menos prendas en el armario. Es el caso de Júlia Escribà quien tiene claro que la moda actual "no puede existir sin valores". Esos valores que ayuden a mover conciencias, mejorando las condiciones de la humanidad y el estado del planeta.