Piel renovada, luminosa y sana con una oxigenación artesanal

Responsive image

15-10-2020 by Rosa Girona Roig
Poros obstruidos. Rebrote de acné en otoño y presencia de maskné a consecuencia del uso de las mascarillas. Pérdida de luminosidad en pieles maduras. Piel dañada por el sol que necesita reparación. Todos estos problemas cutáneos mejoran con una oxigenación artesanal en manos profesionales. ¿Qué beneficios aporta esta técnica en cada caso? Nos lo cuenta la experta en belleza, Cristina Galmiche.
 

Poros obstruidos

Los fotoprotectores son imprescindibles en verano y en invierno, pero además de mantener a raya los daños solares conocidos, algunas texturas y sustancias contenidas en los filtros solares pueden bloquear el conducto excretor, el pequeño canal que comunica la glándula sebácea alojada en la dermis con las capas más exteriores de la epidermis. Este tapón provoca que la grasa no se libere de manera natural, se enquiste y rompa el equilibrio del manto hidrolipídico. Puntos negros, microquistes, sequedad, falta de luminosidad y la aparición de impurezas y espinillas son la conscuencia.

Con la oxigenación artesanal: se liberarla grasa atascada y se drenan profundamente los poros, dejando el cutis limpio y fresco, preparado para recibir los principios activos que más se adecuen a su estado.

Activar las pieles maduras

Las pieles jóvenes y equilibradas se renuevan completamente cada 28 días, pero la edad y las agresiones externas, como los rayos UV, ralentizan este proceso natural. En otoño, el metabolismo celular necesita un reajuste para activar su funcionamiento y conseguir que todas las células de la piel funcionen a pleno rendimiento.

Beneficios de la oxigenación artesanal: ejerce de activador metabólico al potenciar la respiración celular, drenar toxinas y favorecer el intercambio de nutrientes. Un auténtico tratamiento fitness para poner todas las pieles en forma.

Frenar el rebrote de acné otoñal

Los problemas de exceso de grasa y acné suelen remitir durante el verano; a priori, los rayos solares ejercen un papel beneficioso para matizar y reducir los males estéticos visibles de las pieles grasas. Sin embargo, el idilio termina al llegar el otoño. ¿Por qué se producen estos rebrotes? Porque la producción de grasa se activa por la acción del calor y si el exceso de sebo no se trata adecuadamente, limpiando profundamente los conductos excretores de las glándulas sebáceas, la epidermis se convierte en el mejor caldo de cultivo para la proliferación bacteriana y las infecciones acnéicas no tardan en aparecer.

Resultados de la oxigenación artesanal La extracción minuciosa poro a poro libera los conductos excretores del sebo sobrante, estabiliza la producción de grasa de las glándulas sebáceas y devuelve el equilibrio al manto hidrolipídico, convirtiéndolo en el mejor escudo de defensa frente a los rebrotes de acné otoñales.

Reparar para conseguir el bienestar epidérmico

El lado oscuro del bronceado tiene nombres propios: manchas, flacidez, arruguitas, aspereza, sequedad. En las pieles maduras, los problemas se acentúan si no se toman medidas postverano. De poco sirven los tratamientos reparadores si antes no se prepara la piel para recibir los nutrientes que necesita para combatir las secuelas del estío.

La oxigenación artesanal es el punto de partida perfecto para reparar los estragos veraniegos, ya que ayuda a conseguir una regeneración integral de todas las células de la piel, incluidas las que se alojan en la dermis, logrando un bienestar epidérmico con efectividad dérmica, que se refleja en un cutis más luminoso, terso y redensificado.

Más información: Cristina Galmiche, Centro de Estética Madrid cristina-galmiche.com