Relájate con un baño de sensaciones sin acudir al spa

Responsive image

by Merce Rey  
No importa si tienes ducha o bañera instalada en el cuarto de baño, puesto que la posesión de una u otra no impide que vivas una experiencia relajante. Tampoco hace falta que vayas al balneario o spa para desconectar de una intensa jornada laboral o de la rutina diaria, ya que podrás disfrutar de los beneficios de tomarte un baño tranquilo y reconfortante sin salir de casa.
 

Para acondicionar la estancia no necesitas nada más que llevar a cabo unos pequeños y sencillos pasos. Apagar la luz artificial, y dejar entrar la natural (en el caso de ser un espacio exterior). Distribuir velas por cada rincón para crear un ambiente de calma. Estas pueden contener olor o no. Para proporcionar un aroma agradable puedes decantarte por las velas aromáticas, el incienso o utilizar un difusor de aromas. Este se encarga de proporcionar a la estancia un buen olor gracias a que mezcla los aceites esenciales con agua para posteriormente expulsarlos al exterior como si de un volcán en erupción se tratase. No tienen por qué colocarse en el baño, pueden ubicarse en cualquier rincón del hogar y, debido a su original forma, pueden actuar como un elemento decorativo más. En algunos casos, se podrán controlar en remoto a través del smartphone y por voz, y otros han sido diseñados para cambiar su iluminación LED de color. Todos estos elementos sirven para otorgar un plus a la aromaterapia.

Si tienes bañera…

En el caso de tener bañera puedes adquirir bombas de baño, perlas de aceite y hasta sales minerales. Con las primeras, una vez que las sumerjas en el agua caliente la impregnarán de burbujas, espuma, color y aroma, pudiendo escoger entre las tradicionales pelotas circulares, pasando por las que tienen una forma original como las de plátano, aguacate, helado, etc. o en su formato mini. Las segundas, aunque puedan pasar desapercibidas por su pequeño tamaño, contienen aceite perfumado en su interior que, en cuando entra en contacto con el agua, se deshacen y expanden por la bañera, ayudándote a perfumar e hidratar tu cuerpo. También podrás optar por las sales de baño. Gracias a ellas abrirás los poros, expulsando las toxinas, combatirás el estrés, sentirás que tu piel tiene más suavidad, mientras que tu mente se encontrará en un estado de calma y relajación.

Pero para que este momento sea aún más reconstituyente si cabe, incluye un reposacabezas en el que poder descansar de una manera óptima tanto la cabeza, cuello y espalda. Este debe ser acolchado y resistente al agua. Hay de varios tipos, desde los hinchables hasta los que tienen una base de sujeción para impedir que se muevan, o aquellos que facilitan su ergonomía.

relajate_bano_sensaciones_9687_20201105104917.png (600×400)

Y si tienes ducha…

Tener ducha no está reñido con convertir a tu baño en un templo de relajación. Para disfrutar de los beneficios de la aromaterapia, ¿por qué no pruebas a colgar en tu alcachofa un ramillete de lavanda, eucalipto, romero u otra hierba aromática? Así, una vez que el agua comience a fluir y a emitir vapor desprenderá un rico aroma, que servirá para recrear ese ambiente de tranquilidad que tanto ansiabas.

Otro paso es utilizar pastillas de jabón con esencias naturales, perfumarán tu cuarto de baño e hidratarán tu piel. Existen diferentes formatos y colores para escoger, pudiendo servir también como un elemento decorativo para tu baño. Y lo mejor, estarás contribuyendo a preservar el medioambiente.

Los baños de contraste son una buena manera de activar la circulación al combinar el agua fría con la caliente en el cuerpo. Sirven además para relajarse, liberar la tensión acumulada y favorecer el descanso.

Elijas un tipo u otro no te olvides del toque musical, puedes reproducir tus canciones favoritas desde el propio móvil, la radio o a través de un altavoz portátil que no se estropee al mojarse y que te puede acompañar durante el baño. Una vez que te seques con una suave toalla, hidrata tu cuerpo con aceite o crema. Si eres friolera, calienta tu toalla previamente en un calentador.