Cómo cuidar las plantas de interior

Responsive image

by J.Lizcano
Pensaste que la mejor idea para terminar de decorar el salón y darle el último toque que le faltaba era comprarte una planta. Ahora ves que lo que antes era una hermosa visión de hojas verdes y flores, languidece amarilla y casi sin vida. ¡No desesperes! Vamos a darte las claves para acertar la próxima vez que elijas una planta para tu casa.
 

Las plantas de interior son geniales para dar vida y un toque más natural, estético y acogedor a nuestra casa, aparte de que nos ayudan a tener un ambiente más saludable. Pero por mucho que nos gusten todas las plantas que veamos en la tienda o en el invernadero, no todas ellas son adecuadas para estar dentro de una casa. ¡Por muchos mimos, cuidados y palabras cariñosas que le digas! Entre otras cuestiones, porque la ausencia de luz (o de suficiente luz, mejor dicho), es una de las razones principales para que tu planta no luzca sana y resplandeciente como te gustaría. Además, tienes que pensar que aunque consideres que tu hogar es el lugar más confortable del mundo, no lo tiene que ser, necesariamente, para tu planta. Porque ellas tienen unas necesidades de luz, humedad ambiental, agua y temperatura que hay que debes tener en cuenta.

Porque un error muy común que cometemos todos es pensar solo en lo estéticas que son y lo bonitas que quedarán. Y olvidamos aspectos tan básicos como dónde las ubicaremos o qué ambiente (seco o húmedo), tiene nuestra casa. Aparte del tiempo que dispones para dedicárselo. Porque sí, las plantas también merecen tu tiempo y atención.

como-cuidar-las-plantas-de-interior

5 plantas de interior fuertes y resistentes

Si aún no te has decidido qué planta elegir para ese rincón que está pidiendo a gritos que coloques algo o piensas que no tienes "mucha mano", a continuación te proponemos una serie de plantas de interior con las que triunfar:

- Cactus: de la familia de las suculentas, estas plantas acumulan agua para adaptarse al hábitat en el que se desarrollan y transformas sus hojas en espinas para prevenir la pérdida de agua. Necesitan varias horas de luz al día, regarlas con moderación y evitar las corrientes de aire.

- Pluma rosa: tiene numerosas hojas largas y curvadas y una bráctea en forma de espiga, de color rosa. De la familia de las bromelias es una planta que crece sobre otras plantas y se aprovecha de sus nutrientes. Son perfectas para interior porque necesitan temperaturas entre 15 y 25º, así como iluminación indirecta. El exceso de agua puede ser perjudicial para ellas.

- Crasas: también de la familia de las suculentas, como sus "primos" los cactus. Pero se diferencian de estos en que aseguran su reserva de agua en las hojas. Por lo que cuanto más las riegas, más carnosas son sus hojas. Se adaptan perfectamente al interior de los hogares y son ideales para decorar cualquier ambiente.

como-cuidar-las-plantas-de-interior

- Helechos: muy decorativos, muy fáciles de cuidar, ¿te animas a poner un helecho en tu vida? Piensa que no necesitan casi cuidados (vale, sí, algún mimo), y son muy resistentes. Aunque les gusta la humedad, no hay que regarlos en exceso, porque pueden pudrirse. En cuanto a la iluminación, les gusta estar en semisombra, sin el sol directamente sobre ellos.

- Cinta: esta planta necesita mucha luz, pero verás que es muy agradecida. En invierno es aconsejable regarla una vez a la semana, mientras que en verano será suficiente con dos o tres veces a la semana. Perfecta para las que os vais a iniciar en el arte de la jardinería, esta planta es muy resistente y duradera.