¿Tienes poca energía en tu día a día? Quizás necesites este complemento alimenticio

Responsive image


El cansancio y la fatiga son un mal común en la sociedad actual. En ocasiones esconden una enfermedad, pero en la mayoría de casos van asociados al estilo de vida y a la alimentación. Cada vez es mayor el número de personas que se sienten faltas de energía y que podrían mejorar notablemente incorporando hábitos saludables e introduciendo los alimentos adecuados.
 

Otro factor que interviene en la aparición de la fatiga y el cansancio es el déficit de magnesio. Este mineral esencial interviene de forma directa en más de 300 reacciones químicas del organismo, ayuda a combatir el cansancio y contribuye mejorar la función muscular. Cuando hay déficit de magnesio, los complementos alimenticios como Magnesium Duo se convierten en un aliado para la salud. Sirven para enriquecer las dietas y van a aportar a nuestro cuerpo los nutrientes y sustancias que la alimentación por si sola muchas veces no puede proporcionar.

Signos de falta de magnesio

La falta de magnesio está directamente relacionada con el cansancio y la fatiga. Aunque, de entrada, parecen palabras que significan lo mismo, en realidad el significado es distinto. El cansancio es una falta de energía temporal que se produce después un ejercicio físico o intelectual y que se recupera con el descanso. La fatiga, por su parte, es una sensación de cansancio permanente y extremo, que imposibilita el desarrollo de las tareas cotidianas.

A parte de la fatiga y el cansancio, hay otros síntomas psíquicos asociados a la falta de magnesio, como por ejemplo el nerviosismo. En cuanto a los signos físicos, destacan los calambres, las contracturas, la sensación de hormigueo y la fatiga muscular. El magnesio tiene una relación directa con el estrés. Las personas estresadas presentan una pérdida de magnesio, lo que las hace más sensibles todavía al estrés. Es un pez que se muerte la cola y que podría superarse con un aporte de magnesio apropiado y sostenido.

¿Cuánto magnesio hay que tomar?

De acuerdo con la Autoridad Europea de Salud Alimentaria (European Food Safety Authority-EFSA), los hombres mayores de 18 años necesitan un aporte de magnesio de entre 350 y 375 mg diarios. En el caso de las mujeres, la exigencia es un poco menor: 300 mg al día.

Aunque, de entrada, una dieta equilibrada debería proporcionar la cantidad de magnesio necesaria para el buen funcionamiento del organismo, lo cierto es que tanto los hombres como las mujeres presentan un déficit de este mineral. En concreto, el 77% de las mujeres ingiere una cantidad de magnesio menor a la recomendada y lo mismo ocurre con el 72% de los hombres.

¿Cuándo hay que tomar un aporte extra de magnesio?

Hay situaciones particulares que van a requerir un aporte de magnesio extra. Por ejemplo, en momentos de actividad física intensa, que puedan provocar sensación de cansancio y fatiga muscular, podría ser recomendable ingerir un suplemento a base de magnesio. Lo mismo ocurre en periodos de alta carga laboral y en etapa de exámenes. Las personas que han de compaginar el trabajo con el cuidado de la familia y el hogar también pueden necesitar un plus de magnesio.

Otras situaciones de déficit suelen ser los cambios de horario laboral, los cambios de estación y la práctica de deporte continuado. El sudor y la orina, en concreto, provocan la pérdida de entre un 10 y un 20% de magnesio. Esa disminución de los niveles es importante, porque lleva asociada una menor resistencia al esfuerzo.

Alimentos fuente de magnesio

El magnesio está presente en muchos alimentos. Dos de los más ricos en esta sustancia son trigo integral y las pipas de girasol. Las almendras también son un importante almacén de magnesio, igual que las nueces. En cuanto a los vegetales, el más rico es la espinaca y dentro de las frutas, el plátano. Las leguminosas también son muy recomendables como fuentes de magnesio, en especial las judías secas, los garbanzos, las lentejas y la soja.

Dentro de los llamados superalimentos, el que aporta mayor cantidad de magnesio es la quinoa. La avena también es interesante y otra posible fuente es el chocolate negro. Estos alimentos, junto con una rutina matinal de ejercicio, ayudarán a mantener al magnesio dentro de los niveles adecuados y mejorarán la respuesta del organismo ante las exigencias del día a día.

Magnesio y vitamina B

Los complementos de magnesio resultan más eficaces cuando se combinan con vitaminas del grupo B. Es lo que han hecho los laboratorios Boiron con Magnesium Duo. El magnesio contribuye a disminuir la fatiga y al buen funcionamiento muscular, mientras que las vitaminas B1, B6 y B12 se ocupan de la función psicológica y del sistema nervioso. Otro componente es el selenio, que contribuye a reforzar el sistema inmunológico. El resultado es un producto completo, que va a mejorar la salud física y psíquica de las personas y que va a proporcionarles una mayor sensación de energía.