Recetas de 5 minutos perfectas para el fin de semana

Responsive image


La cocina, ¿para qué negarlo?, da mucha pereza en muchas ocasiones. Y, además de pereza, existe otro enemigo: la falta de tiempo. La vida corre y no siempre es fácil llegar a casa con tiempo para cocinar. De hecho, no hay nada más desagradable que hacer un plan de sábado por la mañana, llegar a casa a la hora de comer, con tanta hambre y ¡ponerse a cocinar!
 

En toda casa, a menudo, hay otro inconveniente: el desperdicio de comida. Muchas veces estamos en el súper y hacemos compras sin pensar muy bien cómo o con qué lo vamos a cocinar. El resultado es que luego no sabemos qué hacer con esos ingredientes y se nos pueden caducar en la nevera.

Para todo esto, tenemos recetas con un básico de nuestra nevera: el fiambre de pollo.

El fiambre de pollo es un alimento absolutamente socorrido, pero no es solo para hacer un sándwich de merienda. Tiene muchísimas más posibilidades.

De hecho, cuando pensamos en fiambre de pollo, pensamos en algún producto en concreto. Pero si echamos un vistazo a la gama de este producto que ofrece Campofrío, nos daremos cuenta de que hay muchísimas opciones.

Uno de los grandes beneficios que tiene el fiambre de pollo es que tiene todos los nutrientes del pollo, una de las carnes más recomendables, pero no hay que invertir ni un minuto en cocinarlo. Frente a los largos ratos de horneado o la suciedad de freír en la sartén, está listo para comer.

¿Por qué el pollo es tan saludable?

Quizá no conoces todos los beneficios que tiene la ingesta de pollo. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • Aumenta la serotonina del cerebro, que es la encargada de alegrar nuestro ánimo.
  • Es riquísimo en proteínas y fósforo, muy necesario para los huesos (incluida la dentadura).
  • Aporta mucha energía con muy baja ingesta calórica, lo que lo convierte en una carne saludable y que ayuda a controlar el peso.
  • Es de digestión sencilla, por lo que es una carne apta para quienes sufren ciertos trastornos estomacales o, simplemente, para continuar sin una sensación de pesadez.


Algunas ideas de recetas para fin de semana

Pollo y aguacate

¿Lo habéis probado alguna vez? Es una mezcla espectacular. Además, el aguacate es un alimento de lo más recomendable, que ayuda a reducir el colesterol.

Te llevará 5 minutos.

Se puede combinar de mil maneras y siempre queda delicioso. Nosotros te proponemos dos:

  1. Sándwich: cogemos el pan y le untamos un poco de queso, o aceite (según preferencias), ponemos un par de lonchas de fiambre de pollo y el aguacate partido en rodajas finas. Es un plato ligero lleno de energía.
  2. Ensalada: cortamos en tacos el fiambre de pollo y el aguacate, lo aliñamos al gusto. Igualmente podemos añadirle lo que nos apetezca: queso o espinacas, por ejemplo.

Una ensalada sanísima con un riquísimo valor nutricional.

Tortilla

Este plato es ideal para hacer en 5 minutos.

  1. Cortas unos taquitos de fiambre de pollo y se lo añades a los huevos que desees.
  2. Lo bates todo y a la sartén para hacer una tortilla francesa de pollo.
  3. Si te parece, le puedes añadir unos espárragos, por ejemplo, que le darán un toque suave.

Pollo asado relleno

Ya listo para comer.

Si lo quieres meter en el horno, o te apetecen unas patatas como guarnición, ¡perfecto!

Además, si se quiere innovar un probar a condimentar el pollo con especial algo más fuertes, ¡adelante!

Cualquier cosa que se le añada, servirá para mejorarlo según gustos. Sin embargo, este pollo es perfecto para llegar a casa y tener un almuerzo de escándalo, porque te ocupará el tiempo que tarda en calentarse.

Desayuno o media mañana

¿Cuántas veces nos marchamos sin desayunar?, ¿o sin desayunar suficiente?

Un croissant y una loncha de fiambre de pollo es perfecto.

Aporta toda esa energía que vamos a necesitar para arrancar el fin de semana. O un buen desayuno para acompañar con un café y llevárselo a la cama.

Pasta fresca

Entre esas compras que hacemos para salir del paso, puede que tengamos un paquete de pasta fresca en la nevera. En tres minutos estará cocida.

Podemos acompañarla con daditos de fiambre de pollo, algo de queso en polvo y un chorrito de aceite de oliva.

Tenemos una fuente de energía absolutamente saludable, que llenará cualquier estómago por hambriento que esté y no nos llevará tiempo. Estaremos sentados a la mesa en un periquete y disfrutando de un riquísimo plato que, de habernos puesto a elaborar alguna salsa deberíamos esperar más de media hora.

Perrito, hamburguesa o tacos

Para esas noches de sábado que nos apetece una hamburguesa, un perrito o unos tacos, no nos olvidemos del fiambre de pollo.

No todo tiene que ser sano y saludable, y tampoco dejar de serlo.

Una loncha de fiambre de pollo en alguno de estos platos, aporta un toque suave que hace un contraste asombroso con una especiada hamburguesa, con unos tacos de carne mechada o con una salchicha.

Es el toque perfecto para coronar ese plato y acompañarlo de una buena película.